La plaga

Por: Sertorio

Fuente: elmanifiesto.com

España está enferma. En el momento en que escribo este artículo, hay 1.720 muertos y nos aproximamos a los 28.572 contagiados oficiales; y todavía nos queda por experimentar un sufrimiento más agudo. Además, cuando la epidemia remita, nos encontraremos con un país arruinado y con un desempleo masivo. ¿Cuántos negocios que echaron el cierre el lunes lo volverán a abrir cuando termine esta pesadilla?

Sin embargo, las preocupaciones de la extrema izquierda en el gobierno son otras: básicamente trata de aprovechar la ocasión para nacionalizar e intervenir empresas y acumular poder social durante estos días trágicos. Ningún analista quiere ponerse en la cabeza de un bolchevique de manual como es Pablo Iglesias. Esta gravísima crisis es una ocasión dorada, quizá la última, para “bolivarizar” España. Fiel secuaz de una ideología que ha causado más de cien millones de muertos en el siglo XX, Iglesias es de una aristocrática indiferencia ante el sufrimiento, ante eso que los historiadores marxistas llaman el “coste humano” de sus revoluciones. Ni a Lenin, ni a Stalin, ni a Mao, ni a las decenas de Mengistus, Pol Pots y Honeckers de este mundo les ha temblado el pulso a la hora de liquidar población para conseguir sus objetivos. ¿Acaso hemos olvidado las hambres planificadas por los soviéticos en los años veinte y treinta del siglo pasado, hambrunas que se llevaron por delante a millones de campesinos “reaccionarios”, de los demonizados kulaks? ¿Nos hemos olvidado ya del gobierno marxista etíope de los años ochenta, que hambreaba a su pueblo al tiempo que recibía una colosal ayuda humanitaria? Sí, desconocemos hasta las lecciones más elementales del pasado reciente.

Iglesias se ha saltado dos veces la cuarentena y ha dado de nuevo un pésimo ejemplo, otro más, a la nación, que permanece encerrada en sus casas y sacrificando su trabajo y su bienestar mientras el señorito rojo acude a un Consejo de Ministros, que ni le espera ni le necesita, para conseguir algunas parcelas de poder personal. Este es el vicepresidente del Gobierno de España. Este es el vicepresidente de un poder ejecutivo que invitó a decenas de miles de ciudadanos a acudir a las setenta y siete manifestaciones del ocho de marzo para cumplir un fin propagandístico e ideológico, a pesar de que estaban sobradamente advertidos del peligro que corría la población (los efectos del siniestro 8-M son abrumadores, el contagio en ese fin de semana aumento en un 2 000%). Pero la propaganda y la manipulación ideológica —los fines políticos— están por encima de la salud de las personas. Incluso de la propia vida. La mente de Iglesias opera con la misma frialdad inhumana que la de un revolucionario profesional de los años treinta.

El principal fin de la extrema izquierda en este momento es acumular el monopolio de las ayudas sociales. España está arruinada y esa es una excelente noticia para Iglesias, no así para ese Kerensky descerebrado que es el patético doctor Sánchez. Sólo en circunstancias excepcionales puede la extrema izquierda hacerse con todo el poder. De ahí que incluso apoye el desbarajuste de las sanidades autonómicas legitimando la abierta traición del inhabilitado Torra. Cuanto peor, mejor. Iglesias no es tonto, sabe que dispone de una ocasión única de convertirse en la mano que reparta ayudas a una clase media pauperizada, a la que puede convertir en vasalla simplemente cortándole las subvenciones y hasta dejándola morir de hambre. ¿No se ha visto lo mismo en Venezuela en estos últimos años? Un panorama de inflación y paro masivo aniquilará y desesperará a la mayor parte del electorado. Entonces, allí estará él con sus soflamas de odio y su revanchismo social.

¿Cómo es posible que el causante de la crisis sea su beneficiario? La principal preocupación de la extrema izquierda no es vencer la plaga que ellos mismos han causado; al contrario, cuanto más graves sean sus efectos, más poder acumularán.

Lo que ahora le interesa a Iglesias no es aminorar una mortalidad que no le importa, sino adelantarse en la batalla del lenguaje y de la propaganda. Cuando más motivos tienen los líderes de Podemos para avergonzarse, se les ocurre la idea de iniciar una campaña de caceroladas contra el rey, aduciendo como causa los robos de su padre. Asombroso. El propio PSOE ha evitado defender a Felipe VI, a quien la izquierda pretende convertir en el chivo expiatorio de una tragedia en la que no ha tenido ni arte ni parte. Después serán el heteropatriarcado, los bancos, la “Derecha”, el “fascismo” o la Iglesia. Da igual, el caso es lanzar el odio de las masas contra enemigos ficticios que nada tienen que ver con una catástrofe de la que ellos son los únicos responsables y que no cayó del cielo el 9 de marzo, sino que ya estaba prevista desde mucho tiempo atrás. Les daba igual. Los líderes de Podemos y del PSOE tenían unos objetivos de propaganda política y a ellos sacrificaron a miles de personas. Puro leninismo. Evidentemente, es una responsabilidad tan grave, con tan serias consecuencias penales, que para desviar las iras hace falta encontrar un culpable, un “saboteador”, como en los procesos de Moscú. Alguien que pague por tanta frustración y en quien se canalice el odio. ¿Y quién mejor que Felipe VI? Pocas veces tendrá Iglesias un comodín más idóneo para darle la puntilla al catatónico régimen del 78. Y cuenta con el pleno y entusiasta apoyo de todas las taifas, cantones y banderías separatistas… y con sus rehenes del PSOE.

Vienen tiempos muy recios. Preparémonos para el combate y, sobre todo, no caigamos en el imbécil error de apoyar acríticamente a un Gobierno cuya conducta frívola, estúpida, chapucera, irresponsable, vacilante y manipuladora no se debe tolerar. Debemos obedecer a las autoridades sanitarias porque a ello nos obligan la sensatez y el deber moral, pero por eso mismo no es legítimo excusar a estos botarates que nos gobiernan. Esta crisis ha demostrado más que de sobra para qué valen las autonomías y las demás instituciones de este régimen que no acaba de morir. También ha dejado en evidencia que la Unión “Europea” es un tinglado de burócratas y financieros incapaz de reaccionar en los momentos en los que más necesaria debería ser esa “unión”. Nada volverá a ser igual cuando salgamos de nuestras casas.

28 comentarios sobre “La plaga

  1. Un «Podemos» me manda aquel farsante,
    ¡por Bolívar, su dios, me comprometo!,
    las diecisiete españas el secreto,
    burlando me las llevo por delante.

    Se trata en sí de hallar al ignorante
    con perro y flauta parte de esqueleto,
    que no asocie coleta y piojo inquieto
    y de los dientes del alien no se espante.

    Por el primer escaño voy entrando
    y al fin lo gozo desde el lado izquierdo
    lamentos a corruptos rebuznando.

    Poltrona y golpe alumbran preacuerdo,
    diecisiete compadres olvidando,
    contad si queda alguno en el recuerdo.

    Ganesh de Vega

    Me gusta

  2. Fantástico tu artículo de “la plaga”animo y adelante se necesita mucha gente así para salvar a España de esta verdadera peste de comunismo-socialismo multimillonario ¡que asco y vergüenza!lo que dicen odiar es lo que mas desean (clínicas privadas Ruber etc. Colegios,Casuplones)la envidia,el odio y la violencia les corroe,la pena que la masa que no recibe nada de ellos más que miseria les vota (Mucha incultura)Esperemos que los partidos de la oposición se unan a tope sin egos y demás y los echemos a veranear para siempre a su paraíso de Cuba y Venezuela que tanto les gusta pero no se van ni a tiros.

    Le gusta a 1 persona

  3. Subir el 8Mil

    SI VOY A SER RESPONSABLE..
    Pedro y sus locuaces,, se pusieron a subir un pico, con poco conocimiento y sin preparación; pero llevaban porteadores (de virus) y llegaron.
    Resultando que la bajada fue pésima, y muchos con el afán de llegar bajaron rodando.
    Pues bien actualmente se están acordando del pico de la subida(y de fallecidos) al 8M,,
    seguramente no lo hagan más o inseguramente lo repitan.
    Hiha.
    (HispanoHarto)

    Me gusta

  4. Pues yo siento discrepar; no me parece magnífico el artículo. Más aún me parece vulgar, y lo califico así porque como otros muchos que se pueden leer actualmente destila odio.
    Este país no progresará hasta que no se respete al contrario, hasta que no se entienda al que no piensa como yo; en definitiva, hasta que no se respete la opinión del otro.
    En las líneas del artículo se habla de muchas cosas y se queman muchos campos…el más curioso es quizás el tufillo machista del 8M, resulta que ese fin de semana varios millones de personas en todas España acudieron a multitud de reuniones deportivas; fútbol, baloncesto, balonmano, etc. Otros tantos salieron a cenar o comer con amigos el viernes, sábado y domingo. Otros fueron a teatros, cines, parques, exposiciones.
    A pesar de que bastantes millones de españoles realizaron todas esas actividades el problema fue el 8M, resulta pues insultante par la razón estos pobres argumentos. Es curioso lo mal que se lleva esta lucha por la igualdad por algunos sectores.
    Ahora que no hay fútbol, millones de entrenadores se quedan en sus casas y se han convertido en científicos adivinos del pasado, expertos en coronavirus.
    Yo no os creo ni comparto nada de lo que decís.

    Me gusta

    1. Millones de españoles el día 8M, asistieron al fútbol, restaurantes, cines, etc. Porque el gobierno se cuido muy mucho de no extender la noticia de la pandemia. Después de esa fecha, todo un caos. Así que responsabilizo a los gobernantes de haber manipulado y escondido la noticia del Corona Virus. Todo fue una manipulación política. Los muertos no importaban.

      Me gusta

    2. Pues lamento que discrepes, pero lejos de asuntos de odio de los que la izquierda es quien sabe en este país. Te diré sobre tu alegato, que es muy distinto hacer que se celebren las manifestaciones del 8M a sabiendas del coronavirus, a sabiendas de que los demás países están tomando medidas serias y estrictas porque es muy grave. Es muy distinto a realizar eventos, partidos de fútbol o reuniones de otro tipo sin tener la información de que es peligroso, porque el gobierno te la esconde y no te la notifica. Es distinto quien manda a las ovejas al matadero, sabiendo que es un matadero, o las ovejas que van sin saber que el matarife les espera porque nadie se lo dice. No, no es odio, es clamar justicia. Disculpo tu comentario porque veo que es de hace un tiempo, donde quizás aún no tenias toda la información que hay ahora sobre esa actuación del gobierno. Un saludo.

      Me gusta

  5. Enhorabuena.ya hacía falta un poco de aire fresco, de crítica .es necesario ser beligerantes con la palabra porque nada será igual cuando abramos la puerta de casa. Estos momentos no tienen que servir para analizar y dar respuesta e este sin sentido de gobierno.

    Me gusta

  6. Gran artículo. Cuando he leído el artículo, día 27 a las 7:50 de la mañana, lamentablemente el número de contagiados ya no son 28.572 ni el de muertos 1.720, son 56.197 y 4.145 respectivamente.
    ¿Sabrían decirme cuántas victimas de violencia de género hubo en todo 2019 en España?, 55 es la respuesta. ¿Y los fallecidos en toda España en accidente de tráfico en 2019?, 1.098 es la respuesta. Podría seguir dando cifras de las múltiples plagas que nuestra sociedad tiene que sufrir anualmente, pero ninguna plaga está tan en nuestras manos aniquilar, como la de evitar que la empresa más importante del país, que es el gobierno, la dirijan personas con escasa formación, ninguna experiencia gestionando ni una comunidad de vecinos, y con un curriculum que no les perimitiria ni ser conserje en cualquier empresa privada.
    España es una empresa con 47 millones de empleados y gente sin moral, ética y que no asume ni enmienda sus errores, que son muchos y de bulto, no puede estar en el Consejo de esta empresa, ningunos accionistas lo permitirían.
    Los actos tienen consecuencias y su usted depositó su voto respaldando a esta infamia de amoral gobierno, estas son las consecuencias, miles de muertes que se podían haber evitado.
    Las consecuencias de sus irresponsables actos, también las sufro yo y otros muchos millones de españoles que permanecemos en la retaguardia para ganar la guerra

    Me gusta

  7. Me asombra el paralelismo de la situación actual con la Rusia revolucionaria. Me intriga saber en que momento los Bolcheviques liderados por Pablovich e Irena (marqueses de Gañanpagar) comenzarán la degollina de los mencheviques de Pedrovich.
    Mientras tanto, vascos y catalanes piensan que los bolcheviques les traerán su ansiada identidad nacional pero lo que obtendrán en su lugar será una versión modernizada del Holodomor ucraniano.

    Me gusta

  8. Hay que dar la batalla de la información. Ser activos en la crítica a los medios de información apesebrados y dopados con dinero público. Ya no vale lo de ser educados con los progres: Hay que decírselo abiertamente sois muy imbéciles y malas personas.
    Se acabó lo callar ante ante los progres, por educación, hay que acabar con su “superioridad moral” y para eso hay que actuar a gran escala y también en lo personal.
    Yo hace tiempo que no les paso una. Cuando me dan lecciones de progre (que son muy cansinos), los mando directamente a la mierda y los llamo lo que son …

    Me gusta

  9. Catilinas ha habido siempre , en todo tiempo y en todo lugar . Estoy seguro. El problema no es este señor o el otro . El verdadero problema es un “demos” somatizado y narcotizado incapaz de reaccionar. Nuestra civilización, en su afán por nivelar y eliminar todo lo que pueda destacar por su originalidad o su fuerza ha creado una masa de individuos perfectamente preparados para la esclavitud .

    Me gusta

  10. Si , pues que ponga la coleta a remojar, Trump ha puesto precio a la cabeza de Maduro…¿ tendrá por ahí alguna Salomé a quien dar el gusto?. Entre LOCOS anda el juego. Hago constar.
    Salud!!!

    Me gusta

  11. Gracias Dragó. Y a la colaboradora. Cuando se tiene talento no se puede estar mirando por la ventana mientras Sánchez desatina todo e Iglesias toma posiciones peligrosísimas y los españoles no asomamos la nariz a la calle nada más que para comprar pan. Es desolador.

    Me gusta

  12. Igual que en Cataluña se adoctrina a la gente hace 40 años, desgraciadamente esta izquierda marxista que tenemos también está adoctrinando sobre todo a los más jóvenes, nacidos en democracia, de toda España. Gente que ha nacido con todo resuelto, donde el esfuerzo, diciplina y el respeto no se valoran, quienes no se han enterado que “hay derechos pero también obligaciones”.
    Enhorabuena por laretaguardia!

    Me gusta

  13. Un gran artículo de crítica política.
    Estoy de acuerdo totalmente .
    La plaga del Coranovirus como aquellas 7plagas que asolaron Egipto, está destrozando España.Mientras el faraón ,Pedro Sánchez ,y su Sumo Sacerdote,Pablo Iglesias ,están impasibles ante el sufrimiento y muerte de los españoles.

    Me gusta

  14. Recordar que el comunismo cuando coge algo no lo suelta, cuando entra en un sitio ya no quiere salir. Abramos la mente y miremos “a largas” todo esto no es baladí.

    Me gusta

  15. Gracias por expresar tan maravillosamente lo que ya muchos sabíamos: que a un buen comunista nada debe importarle el sacrificio en vidas humanas en pos de alcanzar el ideal de la colectivización de todos los recursos (comenzando por nuestras almas) bajo la tutela del estado. Pero si, como afirmaba Maquiavelo en El Príncipe, “Quien controla el miedo de la gente se convierte en el amo de sus almas”, ¿no nos equipara esta situación a simples borregos? ¿no tendría razón Albert Camus cuando insinuaba que si ellos mandan hoy es por nuestra (más aún en democracia) aquiescencia? Luego, ¿acaso no es justo y razonable que un rebaño no tenga más amo que el pastor que, en función del mayor beneficio común, les indica dónde pacer?
    En mi opinión, como individuos, nos es legítimo el derecho a la discrepancia, la queja y la resistencia ante lo que algunos consideramos un atropello a la inteligencia a la vez que a las libertades más elementales. Empero como sociedad considero que tenemos el mejor de los gobiernos posibles de acuerdo a nuestro merecimientos.

    Me gusta

  16. Apreciado Dragó. Tu sabes, lo mismo que yo, que vivimos en la ilegalidad desde la muerte de Franco. Y antes claro esta. Aquello de “..de la Ley a la Ley..” no cuela en cabeza humana. Por poco lúcida que sea. Muerto el dictador Franco sus leyes no valian para nada y menos su testamento. Había que comenzar con un referendum nacional para determinar primero de todo si España queria ser Monárquica ó Republicana. y a continuación proseguir con el proceso constituyente, que no cito por ser largo y no ser ahora procedente. Soy estimado Dragó ferviente lector tuyo, algunas cosas somos coincidentes otras no, natural, pero quiero felicitarte por esta tarea que has emprendido. Auguro un éxito. Perdona por tutearte, pero ha sido causa de mi ancianidad. Soy 3/4 años mayor que tu, y a eso me he agarrado, no por mas saber ni gobierno. Te deseo suerte y felicidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: