Vuelos, pasajes, hubs, y más: la vuelta al mundo de Javier Wrana

Cuando nos planteamos, en serio, dar una vuelta al mundo, lo primero que hay que tener en cuenta es si tenemos o no tenemos interés en visitar lugares remotos, entendiendo por tales aquellos de difícil accesibilidad (independientemente de lo próximos o lejanos que se encuentren desde el punto de vista geográfico). 

Si todos los lugares que queremos visitar son fácilmente accesibles, están servidos por diferentes compañías aéreas (permitiendo así cierta competencia entre ellas), y no tenemos problemas con las fechas, lo más económico suele ser comprar billetes individuales, tramo por tramo. Y para ello existen numerosas aplicaciones y sitios web en los que efectuar las primeras indagaciones.

Los vuelos principales son el transatlántico, el transpacífico, y el Lejano Oriente- Europa. No tiene demasiado sentido para un europeo enmarañarse en visitas a ciudades de nuestro continente en una vuelta al mundo. 

Veamos un ejemplo real, a partir de mayo de 2020 (comprando en diciembre de 2019): 

Madrid-Nueva York. TAP, la principal línea aérea portuguesa, ofrece un vuelo vía Lisboa, para el 7 de mayo, por 192 EUR. 

Los Ángeles-Tokyo. Kayak ofrece vuelo con Fiji Airways, vía Nadi (y con una escalita de ocho horas, suficiente para una corta visita a dicha ciudad de Fiyi), para el 7 de junio, por 513 EUR. 

Tokyo-Bangkok. Air Asia (la principal compañía aérea low-cost de Asia) ofrece vuelo directo de Tokyo a Bangkok, para el 17 de junio, por 96 EUR. 

Bangkok-Madrid. Aeroflot (la principal línea aérea rusa) ofrece vuelo, vía Moscú, para el 12 de julio, por 356 EUR. 

Naturalmente es necesario completar el viaje de Costa a Costa en Estados Unidos (el vuelo directo comprado con antelación sale por poco más de cien euros), pero las opciones son muchísimas, en función de los lugares de Estados Unidos (y de Canadá y de México) que se desee visitar; incluyendo trayectos parciales en avión, alquiler de coches, viajes en autobús, viajes en tren, etcétera. 

Y, por otra parte, existen multitud de compañías aéreas low-cost que permiten gran cantidad de desplazamientos intra-zona, por precios muy arreglados. 

En el ejemplo anterior, y sumados los 120 EUR típicos de un Nueva York-Los Ángeles comprado con antelación para las fechas correspondientes, nos saldría un total de 1.277 EUR para los cinco vuelos considerados. 

Si tenemos interés en visitar uno o varios lugares remotos suele convenir contratar una tarifa específica de vuelta al mundo, y para ello la primera referencia son las tres alianzas aéreas internacionales (todas ellas cuentan con herramientas informáticas para planificar vueltas al mundo)8

OneWorld -en la que participa Iberia (www.oneworld.com), integrada por trece compañías, es la más pequeña de las tres, pero la única que permite volar a lugares tan remotos como la Isla de Pascua o las Malvinas. Su punto más débil es África, donde su presencia propia es mínima. 

SkyTeam -en la que participa Air Europa (www.skyteam.com) tiene escasa presencia en el hemisferio sur (por ejemplo, es la única que no dispone de vuelo directo entre Oceanía y Sudamérica), pero da mucho juego para viajes por el hemisferio norte, y en particular por Asia, donde cuenta con ocho de sus diecinueve compañías asociadas. 

StarAlliance (www.staralliance.com) es la mayor de las alianzas. Sus veintiséis aerolíneas le dan una sólida presencia en los seis continentes (siendo la mejor de las tres para viajes por África), y permiten llegar a la mayoría de los lugares del mundo, de modo que hay poca o ninguna competencia, y los precios de los vuelos tienden a ser exageradamente elevados. Algunos ejemplos de lugares remotos son la Isla de Pascua y tantas otras del Pacífico, las Islas Malvinas, las Islas Galápagos, Madagascar, Mauricio, y muchos otros lugares de África. 

Skyteam y Staralliance estructuran sus tarifas en función del número de millas, mientras que OneWorld ofrece dos opciones: la estándar del número de millas, y otra basada en el número de continentes visitados. Las tres establecen un número máximo de escalas (también conocidas como stop-over: paradas de más de 24 horas), así como de sectores volados. 

Además de para conocer los precios vigentes en cada momento (a partir de unos 3.000 EUR en clase turista), conviene estudiar con mucho detenimiento las reglas aplicables a su tarifa de vuelta al mundo por parte de cada una de las alianzas aéreas, en sus respectivas páginas web, pues, aunque coinciden bastante en los elementos esenciales, los matices pueden llegar a ser muy importantes. 

Naturalmente, con las tres se pueden alcanzar puntos de todos los continentes (y la mayoría de los hubs mencionados en este epígrafe), pero a veces a costa de grandes desvíos. Un ejemplo: con alguna excepción, incluir varios destinos en Sudamérica en un viaje de vuelta al mundo con StarAlliance suele implicar sectores largos, casi siempre vía Bogotá o vía Panamá (varios miles de millas extra, frente a, por ejemplo, que el viaje fuera realizado con OneWorld, mediante Latam o sus asociadas). 

Los hubs del transporte aéreo son aeropuertos importantes, estratégicamente distribuidos por el mundo. Suelen contar con una o varias compañías que los utilizan como bases para el grueso de sus vuelos. Es indispensable tenerlos en cuenta a la hora de planear una vuelta al mundo. Y resulta en general bastante práctico tomarlos como base de operaciones para visitar las regiones de las cuales son centro, algo que muchas veces sale mejor si se reservan vuelos complementarios a los incluidos en la tarifa de vuelta al mundo, sobre todo en las zonas donde esté más desarrollado el mercado de líneas aéreas de bajo coste. A continuación se relacionan una cuarentena. Entre paréntesis se incluye su código internacional de tres letras, así como las compañías que los utilizan como base. Excepto Dubái, todos los demás que se mencionan son base de, al menos, una compañía perteneciente a una de las tres alianzas: 

En África: Johannesburgo (JNB-South African), Nairobi (NBO-Kenya Airways), El Cairo (CAI-Egyptair), Addis Abeba (ADD-Ethiopian). 

En América: Toronto (YYZ-Air Canada), Atlanta (ATL-Delta), Chicago O’Hare (ORD- American, United), Los Ángeles (LAX-United), Dallas-Fort Worth (DFW-American), 

Nueva York JFK (JFK-American, Delta), México (MEX-Aeromexico), Panamá (PTY- Copa), Lima (LIM-Latam, Avianca), Buenos Aires (EZE/AEP-Aerolíneas Argentinas), Santiago de Chile (SCL-Latam). 

En Asia: Tokio Narita/Haneda (NRT/HND-Japan Airlines, All Nippon Airways), Seúl Incheon (ICN-Korean Airways, Asiana), Pekín (PEK-Air China), Shanghai Pudong (PVG-China Eastern, Shanghai Airlines), Hong Kong (HKG-Cathay Pacific), Bangkok Suvarnabhumi (BKK-Thai), Kuala Lumpur (KUL-Malaysia Airlines), Singapur (SIN- Singapore Airlines), Yakarta (CGK-Garuda Indonesia), Dubái (DXB-Emirates). 

En Europa: Londres Heathrow (LHR-British Airways), París Charles de Gaulle (CDG- Air France), Frankfurt (FRA-Lufthansa), Madrid (MAD-Air Europa, Iberia), Ámsterdam (AMS-KLM), Roma Fiumicino (FCO-Alitalia), Moscú (SVO-Aeroflot & DME-S7 Airlines), Estambul Ataturk (IST-Turkish), Lisboa (LIS-TAP). 

En el Pacífico: Sydney (SYD-Qantas), Auckland (AKL-Air New Zealand), Nadi (NAN- Air Pacific), Guam (GUM-United). 

Hay más cuestiones importantes para la organización de un viaje alrededor del mundo. Entre otras, conviene tener en cuenta las siguientes: 

A) Realizar un análisis, aunque sea somero, de la situación política, social y económica de los lugares a visitar… prestando especial atención a la criminalidad. 

B) Informarse sobre los visados que puedan ser requeridos, o cualesquiera otras restricciones a la libre circulación que puedan aplicarse (especial atención al requerimiento de vacunas, como la de la fiebre amarilla). 

C) Tomar las precauciones necesarias para enfrentar las incidencias que puedan surgir durante el viaje, y en particular las de salud (incluyendo los seguros de todo tipo). 

D) Comprobar con carácter previo los tipos (y precios) de los alojamientos que podemos encontrarnos en cada lugar, y documentarnos un poco sobre el transporte local. 

E) Aprender sobre la cuestión lingüística de los lugares que deseemos visitar. 

F) Y los costes de todo ello, y los medios de pago óptimos para ser utilizados durante el viaje. 

En fin, que existen miríadas de fuentes, y en particular de blogs viajeros, con ayuda de las cuales se puede organizar cómoda y fácilmente una vuelta al mundo… y por precios ajustados a todos los bolsillos. 

Unas palabras finales 

Mi amigo Raúl esperó a la setentena para hacer su Tesis Doctoral (una tesis doctoral de las de verdad, me refiero… que en los tiempos que corren parece que haya que aclararlo). Se la dirigió el Maestro de maestros, Don Rafael Martínez Cortiña, y versó sobre la integración económica en América Latina. Resumió Raúl, en su Tesis, conocimiento amasado trabajosamente a lo largo de su extensa vida profesional, y con ella puso una guinda a la misma al poco de jubilarse. Respeto profundamente a Raúl, y comprendo, creo que bien, los motivos que le llevaron a realizar esa obra en la parte final de su vida, como comprendo y respeto que el viaje de envergadura lo realice uno en el otoño de la suya. 

Siempre hay tiempo para sucesivas lecturas de Flores para Algernon, de Siddhartha o del Juego de los Abalorios o de Bajo la Rueda, del Camino o de los Santos Inocentes o del Disputado Voto del Señor Cayo, de la Ciudad y los Perros o de Pantaleón y las Visitadoras o del Pez en el Agua. Desde luego que sí. Pero cualquiera de esas magníficas obras de Keyes, Hesse, Delibes, o Dios Vargas Llosa te revelan más y más secretos según las vas releyendo en las diferentes etapas de tu vida (y a menudo el crecimiento en las revelaciones es exponencial). Secretos importantes, cuyas propiedades y efectos sobre ti mutan, y eventualmente te ayudan, de forma diferente, en cada una de esas etapas. 

Conclusión 

Pero como iniciarte en la lectura de calidad apenas avanzando en la infancia o hacer la tesis doctoral al comienzo de la vida profesional, ejecutar tu primer gran viaje (vuelta al mundo o no) en la primavera de la vida (o al comienzo de una nueva vida), solo, y con el espíritu abierto; renunciando durante el tiempo del viaje a la mayor parte de la conexión con el mundo del que venimos, para centrarnos en el mundo por el que atravesamos; tratando de descubrir esas fibras de la propia mismidad schopenhauriana en los sucesivos interlocutores que nos vamos encontrando, mejor aún estando ambos protegidos por el anonimato; y haciendo un abundante uso del sí, y relegando el del no a su mínima expresión… Son todas ellas acciones y actitudes que contribuirán decisivamente a que el viaje de nuestra vida se convierta, también, en el gran viaje por el interior de nosotros mismos, y participemos de la mayoría de sus efectos benéficos, y a més a més, taumatúrgicos. 

One thought on “Vuelos, pasajes, hubs, y más: la vuelta al mundo de Javier Wrana

  1. Revisando al pantanoso
    con pintas de aventurero,
    hay que decir lo primero
    que el turista es asqueroso.

    Con vocación de pringoso
    va dejando su reguero
    de su mierda y su dinero
    y eso si no es un moroso.

    Porque hay mucho cariblanco
    que endeudarse con el banco
    le pone la piel divina,
    si además vuela en avión,
    no jodas, qué sensación
    sonreir por la oficina.

    El Andariego de Ganesh Krishnamurti, no existe un libro de viajes y viajeros ni parecido. El viaje es la distancia más larga entre dos puntos, lo aprendí del dueño de este semanario. Seis meses de vuelta al mundo sin nada de esto que se propone aquí, sin revisar países, sin explicaciones, sólo un tarot de Marsella y un I Ching de Wilhelm para que el viento y la sincronicidad te lleve. Que me quiten lo viajao.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: