ENTREVISTA A SANTIAGO ABASCAL

El mismo día en que en el Congreso se debate la prórroga del Estado de Alarma, La Retaguardia publica una entrevista con Santiago Abascal. Santi, no lo vamos a negar, es buen amigo y ya mantuvo con el director de este semanario, Fernando Sánchez Dragó, una larga conversación en su shangri-la de Castilfrío, convertida después en libro. Muchos lo conocerán. Fue un dardo en la diana, cuando Vox empezaba a subir como la espuma. Aquella entrevista literaturizada y recogida en el volumen Santiago Abascal. España Vertebrada (Planeta, 2019), sembró el precedente de lo que, a continuación, pueden leer. 

Santi, la primera pregunta se impone: moción de censura. ¿Saldría adelante?

Nosotros hemos planteado la dimisión del Gobierno y su sustitución por un Gobierno de emergencia nacional. El Gobierno, en el peor de los casos y si se niega a dimitir, podría ser sustituido por una moción de censura. No tengo ninguna duda de que es absolutamente necesario sustituir al Gobierno por el mecanismo democrático que sea necesario y que sea sustituido de por uno de emergencia nacional. Un gobierno comprometido a convocar elecciones después de afrontar la crisis de una manera técnica.

¿La apoyarías?

Nuestra premisa es clara. No podemos engañar a los españoles y queremos ser muy claros y sinceros con ellos. No es creíble que una moción de censura liderada por Vox pudiera contar con el apoyo de fuerzas separatistas a las que Vox quiere ilegalizar. Y, además, no es Vox quien tiene la responsabilidad de hacer una moción de censura. Eso le corresponde al primer partido de la oposición, que es el Partido Popular. 

¿Quién debería encabezar la moción de censura? ¿Hay otra alternativa?

No creo que ninguno de los líderes actuales tengamos que encabezar la moción de censura. Es perfectamente conocido por todo el mundo que no somos, en estos momentos, personas de consenso. Yo creo que tendría que haber un acuerdo prioritario, en principio, entre el Partido Socialista, el Partido Popular y Vox como tres primeras fuerzas de España para que exista un gobierno de transición, de emergencia nacional. Si eso no es posible, creo que una moción de censura es una opción que no hay que descartar. 

¿Llegaríais a apoyar a un gobierno monocolor, sin Podemos en la vicepresidencia? 

Nosotros pensamos que, en estos momentos, el color del Gobierno es lo menos importante. Consideramos, eso sí, que Pablo Iglesias y Pedro Sánchez han quedado inhabilitados y creemos que el Gobierno debe ser sustituido, pero no con criterios de color político. No creo que el Gobierno que pueda ser apoyado en un momento dado por las tres primeras fuerzas del Parlamento necesite tener ministros con color político o con afiliación. 

Aprovechando que hablas de ministros, ¿qué carteras serían fundamentales? 

Me parece que ahora mismo sólo nos hace falta un Ministro de Economía, un Ministro de Defensa, un Ministro de Sanidad y un Ministro de Interior. Los ministerios necesarios para afrontar la crisis junto con un presidente de gobierno. Pero insisto: no creo que tengan que ser personas con un carnet político. Se necesita, simplemente, un Gobierno técnico, dispuesto a tomar las medidas necesarias que a España le hacen falta sin pensar en las próximas elecciones. 

Quizá el principal problema del Gobierno está en su composición y en, precisamente, no ser monocolor. 

Yo no pienso si el Gobierno tiene que ser monocolor o multicolor. Lo que tengo claro es que en el Gobierno no puede haber comunistas que ataquen los ahorros, que ataquen la propiedad privada, la libertad de mercado. Y, sobre todo, no puede haber un apoyo separatista, es decir, de fuerzas políticas que quieren que desaparezca España y que, por lo tanto, no pueden apoyarla en la petición de fondos al exterior de ninguna manera. Es como contar con unos socios que están trabajando para la desaparición de la empresa. 

Obedecer no es virtud de ciudadanos, sino de súbditos. ¿No crees que el Gobierno cae ahora en lo que tanto os criticó? Me refiero, claro, a este encierro cuasi totalitario.

El Gobierno, como consecuencia de la presión de los ministros comunistas, está abusando del Estado de alarma con una clara intencionalidad política. Y es la de destruir, poco a poco, la economía de mercado, la de minar las empresas en España, la de restar la libertad a la independencia y la importancia que han tenido los autónomos, los profesionales liberales en España con el ánimo de crear una gran masa social subvencionada que viva de una renta mínima.

¿Hay algún tipo de voluntad deliberada en eso?

Hay una voluntad deliberada, por parte de los ministros comunistas del Gobierno de destruir nuestro modo de vivir. Están aprovechando el Estado de alarma para hacer avanzar su agenda política. Creemos que Pedro Sánchez, por ambición de poder, se ha sumado a los dictados y a las exigencias de esos ministros comunistas y, especialmente, del vicepresidente Pablo Iglesias. Creemos que el Estado de Alarma no se justifica hace mucho tiempo, que hay en la red de seguridad nacional, en la leyes de salud pública medidas que un gobierno puede tomar sin recurrir al Estado de alarma para combatir el Coronavirus. 

Ahora hay muchas encuestas que reflejan la subida y la bajada de los partidos. ¿Vosotros manejáis alguna de forma interna? ¿Qué resultados obtendría Vox ahora?

A nosotros no nos preocupan nada en estos momentos las encuestas. No sólo porque estamos lejos de las elecciones y sean poco relevantes, no sólo porque entendemos que las encuestas se han convertido en herramientas de manipulación y de movilización de voto de aquellos que pagan las encuestas, sino porque no somos un partido que actúe políticamente pensando en las encuestas. Es decir, Vox, quienes dirigimos Vox, estamos dispuestos a tener un menor o mayor apoyo social. Nos da igual. Lo que queremos es defender nuestra posición. Si por defender aquello que entendemos que es correcto, Vox tiene que pasar del quince por ciento al diez por ciento, lo daremos por bueno. Si, como consecuencia de defender lo que es correcto, que es lo que estamos haciendo, pasamos al veinte por ciento, lo daremos por doblemente bueno. Pero en ese sentido somos un partido quizá algo extraño. No estamos pendientes del apoyo social. 

Apostáis por lo que creéis. De ahí lo de no engañar a los españoles.

Creemos que a un partido le corresponde representar voluntades, pero también transformar la realidad social y política. Y eso es lo que nosotros estamos haciendo en estos momentos. No queremos engañar y no vamos a apoyar ni a ceder a un gobierno en manos de comunistas los poderes propios de un estado de excepción encubierto, que es lo en estos momentos tiene el gobierno. No vemos, como te decía, al detalle las encuestas. No estamos pensando en estos momentos que, por ejemplo, no apoyar al Gobierno en la continuación del Estado de Alarma nos pueda restar algo de apoyo social. Si eso ocurriese, lo asumiremos. 

¿Lamentas haber celebrado el acto de Vistalegre? Se os criticó mucho.

Sin ninguna duda, eso ha lastrado el mensaje de Vox y nuestro discurso a la hora de exigir al gobierno, pero lo cierto es que nosotros somos víctimas, como el resto de los españoles, como todas las mujeres y hombres que participaron en la manifestación del 8M, a los que el Gobierno nos ocultó los datos de la pandemia. Los datos que los técnicos ya conocían, los datos que Fernando Simón ya tenía, los datos que las organizaciones internacionales ya habían trasladado a nuestras autoridades sanitarias y que el gobierno se guardó para sí y para sus ministras que aparecieron con guantes de látex en la manifestación. Evidentemente, nosotros seguíamos las noticias sobre el coronavirus, pero nosotros atendimos a las indicaciones de las autoridades sanitarias. Nos arrepentimos de haber confiado en ellas y en el Gobierno de España, y entendemos que, en ese sentido, somos víctimas como el resto de los españoles de la desaprensión del Gobierno y de su sectarismo para hacer que se celebrasen la manifestación feminista del 8M. Ése era el objetivo final.

En cuanto al confinamiento como estrategia para acabar con el virus, ¿si o no? ¿Crees que sería mejor apostar por la llamada inmunidad de grupo? Más que aislarnos a todos…

Desde luego el confinamiento no es la medida que se ha tomado en todos los lugares, pero es a lo que nos ha condenado el Gobierno. Nos ha condenado a ello por su incapacidad de darnos los test, las mascarillas, los mecanismos de protección necesarios y las pruebas, bien de enfermedad, bien de inmunidad, para que las personas que han pasado lo han pasado puedan incorporarse a su vida habitual y a su vida laboral. Eso es lo que tendría que ir ocurriendo, pero este Gobierno, en su incompetencia, ha sido incapaz de proteger a quienes están en primera línea, a los sanitarios, a los policías, pero también a los ciudadanos. Con lo cual, nos ha condenado a ese confinamiento. Ha hecho que no existiera otra elección. 

¿Habría plan B?

Habría un plan B, hubiera habido otras posibilidades si el Gobierno hubiera estado a la altura de las circunstancias para proteger y hacer hacer test masivos a toda la población. La intervención del mercado ha sido nefasta. Lo que ha hecho el Ministro de Consumo, el señor Garzón, interviniendo los precios de las mascarillas ha hecho que todo el mercado de productos sanitarios de protección se haya desviado a otros países. 

¿Crees que se están aplicando criterios un poco injustos, quizá, a la hora de fragmentar las salidas por horarios? 

La injusticia es confinamiento en sí y también que no se nos proteja. El modo en que salimos a la calle está siendo un absoluto caos. Una contradicción tras otra que está llegando al absurdo en muchos terrenos. El hecho de que en una familia puedan salir tres personas, que mi mujer pueda pasear con dos niños, pero que yo no pueda pasear junto con ellos, a pesar de vivir en la misma casa, es un absurdo. El hecho de que a las once de la noche yo tenga que estar en mi casa y no pueda salir hasta las seis de la mañana con una especie de toque de queda, es algo de un absurdo que hace que las salidas de la gente se concentren aún más, que haya más aglomeraciones. Si uno pudiera salir a correr más allá de las once, lógicamente eso ayudaría a reducir las aglomeraciones durante el día o a determinadas horas.

¿Por qué se ha hecho así?

Al Gobierno, no sé si por incapacidad o por una pulsión totalitaria de sus ministros comunistas, le gusta reglamentar todo. Está llevando a ordenar las salidas de la gente de una manera casi totalitaria y totalmente absurda. Luego hay cosas sorprendentes. Por ejemplo, quien va a salir a pasear un perro puede hacerlo a cualquier hora, pero quien sale con un niño, no. Parece que hay en esto gente que tiene privilegios en relación con otros. Estamos viviendo un absurdo que yo creo que, además, tiene intencionalidad.

¿A qué te refieres?

Con este modo de salir, parece que el Gobierno quiere que los españoles se enfrenten entre ellos. Quiere que haya unos que sean policías en los balcones y que vigilen desde sus casas a quienes no cumplen las normas. Quiere que haya otros en las calles enfrentándose a los de los balcones. Quiere, de alguna manera, que haya un rebrote para poder echar la culpa a los ciudadanos y para eludir su responsabilidad. Creemos que esto no está ocurriendo porque sí. 

El 73% de los muertos por Coronavirus se ha producido en las residencias de ancianos. ¿Qué opinión te merece la gestión de esos centros? 

Lo que ha ocurrido con las residencias es verdaderamente triste. He dicho que no se ha protegido a la población, pero si hay una parte de la población a la que realmente no se ha protegido, ha sido a los mayores. No se les ha protegido porque hemos conocido cómo desde el Gobierno se prohibió que se compraran medidas de protección para las residencias. Como si la vida de aquellos que ya han vivido mucho tiempo tuviera menos valor… Por otro lado, hemos visto cómo se ha elegido a los pacientes en función de su edad en los hospitales. Es algo verdaderamente terrible lo que se ha hecho con todos aquellos que han levantado el país, que lo han dado todo, que han pasado penurias en su juventud, en su niñez, que han construido este país, y que nos han dado el bienestar del que hemos disfrutado, y ahora, en el último momento de su vida se les ha abandonado de una manera verdaderamente infame. Por eso señalamos al Vicepresidente Iglesias, que rápidamente dijo que él se hacía cargo de las residencias, que es donde han muerto, según los datos que ya ponemos en duda, un gran número de mayores. Creemos que tiene una gigantesca responsabilidad. 

Dejando a un lado al Santi político. ¿Cómo estás viviendo todo esto? ¿Cómo está tu familia, tus hijos tu abuela?

Yo estoy viviendo como muchos españoles, con las dificultades del confinamiento, en casa, aprovechando la tecnología para estar en contacto con mis dos hijos a los que no estoy pudiendo ver y con los que no comparto casa porque viven en otra provincia. Durante cuatro meses no voy a poder ver a la mitad de mis hijos y eso es algo que se hace muy duro. Es el periodo más largo de mi vida sin poder estar junto a mis hijos mayores. Por otra parte también utilizo esas herramientas tecnológicas para contactar con mi abuela. Creo que los grupos de edad que peor estamos llevando el confinamiento estamos siendo los de edades intermedias. Creo que los mayores, por su capacidad de resistencia y por la necesidad de protegerse, han asumido el confinamiento bien. Los niños, por razones lógicas, tienen una capacidad de adaptación mucho mayor y, probablemente, aquellos que tenemos el cuidado de niños, los de edades intermedias somos los que estamos llevando peor el confinamiento por necesidad de teletrabajar, de estar permanentemente en contacto con otras personas y a la vez con niños. 

Santi, para terminar, el director de esta revista tiene una pregunta para ti. Quiere saber cuándo estarás dispuesto, guardando la distancia de seguridad si es necesaria, a que te derrote por segunda vez al futbolín.

-Risas-. Estoy dispuesto cualquier día en cuanto sea posible. Con guantes y mascarilla si es preciso. Dile, eso sí, que he aprovechado para practicar y, por ejemplo, he avanzado mucho con el ajedrez. 

15 comentarios sobre “ENTREVISTA A SANTIAGO ABASCAL

  1. No he leído la entrevista, en la era de la imagen hacer una entrevista escrita es perder mucha información del entrevistado, sus gestos, su locuacidad, su convicción en lo que dice, el acentuado en lo importante, como lo dice, si lo siente o no. En fin que esta entrevista queda muy desfasada en el tiempo.

    Me gusta

  2. Muy interesante entrevista. Como votante de VOX comparto la mayoría de los mensajes. Ahora bien, en relación a la celebración del acto de VOX no puedo compartir el argumento. La responsabilidad de celebración del mismo fué exclusivamente del partido, y no de los camaradas. Es precisamente lo que hace especial a VOX, tener un juicio y sentido común propio dentro de la legalidad. El acto no debió celebrarse y punto. Se disponía de la información suficiente. Un saludo y ¡Viva España!

    Me gusta

    1. No seas tan duro camarada; te recuerdo dos cosas: primera que VOX recomendo que las personas mayores no asistiesen, de hecho acudieron 8.000 personas cuando se habria llenado con 13.000. y segundo antes de 24 horas, Santiago en eprsona estaba pidiendo disculpas publicamente. (aún estamos esperando que alguien del Gobierno o Psoe se disculpe de algo). Es probable que si, como tu dices, estaban informados, de que? de cuanto? y como? no serian en todo caso minimamento oficiales, puesto que al respecto el G. era una tumba, incluso ayer Carlos Cuesta demuestra que trucaban los numeros de contagiados y fallecidos de los dias 6/7 y 8 la cosa estaba como para hacer caso a la órbita sociocomunista. Fue un fallo, ok. pero no como insistir con 8-M

      Me gusta

      1. No hombre no quiero ser duro,ademas soy de los que opinan que VOX es el único partido que nos puede sacar de todo este atolladero,esperemos que la gente se ponga las pilas y esto tome otro ritmo político,para que nos libren de esta banda de ladrones.

        Me gusta

  3. Rezo porque q VOX sea la primera fuerza, España 🇪🇸 Sería otra mucho mejor. Necesitamos la valentía y la fuerza q ellos tienen para el cambio.

    Me gusta

  4. Entrevista de diez,Santiago como político se supera cada día,soy votante y afiliado de VOX, pero estoy de acuerdo con Alberto Gallego.La manifestación de Vistalegre nunca se tendría que haber celebrado por motivos obvios,sabiendo la que se nos venia encima con el CORONAVIRUS por los antecedentes que había de China e Italia.Aunque el gobierno dijese que no pasaba nada, VOX tendría que haber cancelado el acto y se podría haber apuntado muchos tantos a su favor.Pero yo con esto no quiero reprocharle nada a esta formación política,simplemente es mi opinión particular

    Me gusta

    1. Seamos sinceros, no creo que tu ni nadie el dia 8 supiera “lo que se nos venia encima” en esas fechas los horribles videos de China no circulaban por las redes, Italia salvo Bergamo y lombardia tambien era un sorpresivo engma, por entonces. Existen 5 dias FATALES en los que TODOS cambiamos de opinión, los que van del 8 al 15, en ellos pasamos de unos 400 contaminados y 25 muertos a 7.735 y 288 fallecidos. es ahi donde se tomo conciencia cierta de lo que se nos venia encima. (Guardo todas las cifras dia por dia, por si alguien quiere saberlo).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: