Alfonso Ussía: “La abstención es el no del maricón”

La Retaguardia ha entrevistado a Alfonso Ussía. En una agradable conversación, Ussía repasa, uno por uno, los temas que nos ocupan hoy en día: el periodismo, la crisis sanitaria, los tristes pronósticos económicos, la ineptitud que persiste en el Gobierno, la puñalada trapera que recibió en La Razón, sus proyectos y, también, como no podía ser de otra manera, la estrecha amistad que, desde hace muchos años, le une al director de este semanario, Fernando Sánchez Dragó. Merece la pena llegar hasta el final de la entrevista y reírse al recordar o imaginar lo que estos dos compañeros de ruta vivieron allá por el año 1992. Lean, lean… La brillantina, el gusto por el ripio, el humor, el amor a la cultura, a los libros, a las letras de molde y a la vida vivida es algo que debemos aprender de ellos. 

¿Qué está sucediendo hoy en día en los medios? En casi todos ellos han fulminado, de un tiempo a esta parte, muchas firmas de prestigio. La tuya, la de Dragó…

Yo creo que somos personas independientes y, en estos momentos, el periodismo en España es mucho menos libre que en la época de Franco, por ejemplo. Entonces había una censura estúpida, pero se sabía que te iban a censurar si decías algo que no gustaba. Ahora la censura se ha convertido en una autocensura. Es decir, hay que escribir siempre a favor de la corriente que lleva la empresa. Y no puedes disentir porque esto más que una información es un negocio. 

-¿Qué opinas sobre la inyección de dinero que el Gobierno ha hecho a determinadas cadenas?

A mí me parece una auténtica vergüenza, porque esas cadenas, aparentemente, no tenían ningún problema. Yo aborrezco las ayudas gubernativas a los medios de comunicación, a las producciones de cine y a cosas así. Eso es una forma de someter la libertad a la esclavitud.

Si hablamos de libertad de prensa con este Gobierno, entiendo que tienes una pésima opinión de lo que está sucediendo.

En efecto. Tengo una opinión malísima, terrorífica. Estamos en estos momentos asistiendo desde la mansedumbre más borreguil a una pérdida de una serie de libertades y un golpe de estado camuflado. Por ejemplo: ¿A qué viene tanto interés por mantener el confinamiento? Lo que está pasando en España es mucho más grave de lo que aparenta.

-Hay mucho medios, periódicos entre ellos, que están atravesando una verdadera crisis. ¿Qué futuro le auguras al periodismo en este país?

Si el periodismo lograse mantener su independencia, tendría un buen futuro. En España hay millones y millones de personas que están todavía acostumbrados al papel y a la compañía del periódico. Lo que ocurre es que me da la sensación que se lee cada vez menos porque cada vez se confía menos en la veracidad de las informaciones. Y sobre todo, en la libertad de las opiniones. Las opiniones se han convertido en un canto a quien paga. Y quien paga, muchas veces, no es la empresa, sino el Gobierno.

-¿Cómo resumirías la gestión del Gobierno en esta crisis sanitaria? 

Creo que no hay una experiencia más desastrosa en la historia nuestro país. Tenemos un Gobierno con más ministros de ropa y con más ministros desaparecidos. Tenemos un presidente que está cada día más asustado y que sale sólo de La Moncloa cuando no lo queda más remedio. Y, para colmo, no nos olvidemos de que estamos en manos de un estalinista como es Pablo Iglesias. Estamos con un Gobierno de Frente Popular. Estamos con un Gobierno de idiotas e incompetentes e incultos. Y lo que es aún más grave: estamos en manos de un gobierno de perversos. 

¿Crees que el confinamiento ha resultado útil?

El confinamiento tenía que haber empezado mucho antes porque se empezó tarde. Portugal, por ejemplo, nos ha dado una lección de cómo se gestiona una situación como ésta. Yo soy partidario, cada vez más, del desconfinamiento. La economía tiene que ir poco a poco recuperándose. España está en quiebra en estos momentos. Creo que habría que ir moviéndose en este sentido y abandonar la opinión del gobierno. Yo creo muchísimo más en la ciudadanía que en los gobernantes. 

-¿Qué crees que deberían hacer los partidos políticos de la oposición?

Yo creo que una moción de censura es fundamental. No te digo que vayan a ganar, sino porque no van a tener más remedio que oírnos. En estos momentos el Parlamento está secuestrado y todos los partidos tendrán que hablar y decirle al pueblo cuál es su postura y cuál ha sido el límite de su colaboración con el desastre. El Gobierno tendrá que escuchar muchas lindezas en el caso que los partidos de la oposición se atrevan a hacerlo. Vox tiene cosas que a mí, a veces, me chirrían, pero reconozco que son ellos quienes están haciendo la oposición. Y en Madrid Almeida y Ayuso. El PP, qué te voy a decir… La abstención es el no del maricón, que no quiere decir no, pero que en el fondo es un no camuflado en la cobardía.

-¿Crees que la Globalización y el famoso Estado del Bienestar pueden desaparecer?

No sé si puede desaparecer del todo, pero durante un tiempo, sí. Desde luego, la economía del mundo no va a tener más remedio que recuperarse para poder llegar al límite de prestaciones y de servicios que ha estado dando hasta ahora a las distintas administraciones. En principio no puede ser lo mismo. También Europa se va a tener que replantear el límite de sus ayudas y repartir el dinero con muchísima más minuciosidad que ahora. Ante una catástrofe como la que ha ocurrido, cualquier salida es posible. 

-¿Cómo estás pasando el confinamiento?

Me he venido a mi casa del norte. Estoy en Ruiloba. Lo llevo con bastante paciencia y estoy a la espera de poder retomar mi vida personal, que ha sido machacada. Para mí, lo mío ha sido un asesinato por la espalda. Creo que fue algo más meditado que lo de Fernando. A mí, desde La Razón, me dejaban criticar la política audiovisual del Grupo Planeta, pero de tres meses para acá, los enfrentamientos eran casi diarios, llegaron a hacerme un boicot en un artículo que se refería a La Sexta. Mezclaron los párrafos para que no se pudiera leer y después llegó el enfrentamiento con Marhuenda. Pero él no es el problema. Él siempre ha sido el chico de los recados del periódico. Ahí quienes mandan son Creuheras y el Grupo Planeta y Mauricio Casals.

-Háblame de tus proyectos. Sé que tienes un libro a la vista. 

Y en cuanto a lo periodístico aún estoy a la espera. A veces los baños de humildad también son importantes. Dentro de poco sacaré un libro con la editorial Almuzara, no sé la fecha exacta, pero va a merecer mucho la pena. Que los lectores estén atentos. Y también estoy escribiendo un tipo de literatura cinegética. Son unas memorias de un mal cazador. Estoy también recopilando el árbol y la luna de la poesía española. 

-Tú siempre has tenido, y así lo demuestras en Twitter, facilidad para los poemas de tipo satírico. ¿Crees que esa condición de juglar se hereda? Lo digo por tu abuelo. 

Yo creo que no se hereda. La poesía, en el fondo, es tener oído. A mí, la persona que más me retó para escribir poesía, fue Santiago Amón, que fue mi profesor de Griego, Latín, Literatura… La poesía siempre me ha interesado una barbaridad. Y la satírica es muy divertida y eficaz. Me lo paso en grande escribiendo cosas de ese tipo. 

-Última pregunta. El director de este periódico, compañero tuyo de centuria, pide que cuentes qué os llevó a bautizaros mutuamente. Tú te refieres a Dragó como el fantasma de Santarem y él se refiere a ti como el Zascandil de Canaima. 

-Risas- ¡Uf! Cuántos años hace de eso. Seguro que él te lo ha contado ya. Nos fuimos él y yo, acompañados por muchos otros hombres, mujeres y demás, a recorrer Santo Domingo en compañía de Miguel de la Quadra Salcedo. La expedición formaba parte de la llamada Aventura 92. Allí pasó de todo. El caso es que un día, entre la programación, estaba previsto que visitásemos un sitio siniestro cerca de Iguazú, con todo el calor que hacía entonces. Dragó cedió y se fue con todos los demás. Yo me quedé en el hotel y carambolas de la vida… Se me plantó delante las narices la posibilidad de sobrevolar, desde una avioneta, la majestuosidad de la laguna de Canaima y el Salto del Ángel. Una auténtica maravilla. Cuando mi querido amigo regresó y se enteró de la jugada, se mordió los puños de rabia. Ahí quedé bautizado yo como el Zascandil de Canaima. En cuanto a su mote… Tiene que ver, ya imaginarás, con una cuestión de faldas. Uno de esos días de expedición, en su tiempo libre, Fernando salió a pasear, a recorrer la ciudad libre de compañeros y esposa. Conoció, con su natural labia, a una jovencita. Intercambiaron dos palabras y él la invitó, así, sin más, a continuar viaje con nosotros, en el mismo barco. Parece romántico, pero Fernando, en aquel momento, estaba casado. Cuando llegó la hora de embarcar, la joven, una monada, se presentó allí y Dragó echó cuerpo a tierra. Ya en el barco, libre de todo, nos lo contó en el bar a todos los amigos. De ahí su nombre: el Fantasma de Santarem.

4 comentarios sobre “Alfonso Ussía: “La abstención es el no del maricón”

  1. Desde mi pequeña retaguardia,intento a diario,cada vez con menos ilusión,cual soldado que no ve más logística en el frente que salvar su propio culo,luchar contra la puñetera censura a la que nos han acostumbrado los medios de comunicación que,desgraciadamente,sufrimos.¡Qué años ochenta!Si,voy para 49;pero he vivido una libertad de comunicación,que infortunadamente hoy pocos recuerdan.Igual peco de prepotencia;pero hay tantos de aquellos,que aún recordando,se remolonan acomodados sin querer saber de tiempos pasados.Pensaba,auriculares como prenda más de mi apariencia,que aquellos grandes comunicadores,nos traerían un país que para nada se parecería a lo que tenemos.Si,digo nos traerían;el evangelio que “predicaban”,era muy distinto a lo que tenemos.Tengo una lucha diaria,no soy periodista;pero me he criado con ellos.El Diario Hoy de Extremadura,es el auténtico responsable de que Extremadura esté al vagón de cola de todo lo peor.Da igual 33 años de socialismo,4 del PP.Son los auténticos verdugos de esta tierra.Es asqueroso cómo censuran.Autocensura nos dice el señor Ussía,no sin razón;porque nos quieren sumisos a la opinión que marca la empresa.Ni balas de fogueo me quedan;he perdido ya la retaguardia,y el frente es desolador.Cuatro gatos somos los que afilamos las pocas palabras que nos quedan para meterlas en el periódico,y sepan que aún quedan chusqueros.Me rindo;bandera blanca.Lo siento Antonio Herrero,Miguel Angel García Juez,Miguel Angel Nieto,Luis Angel de la Viuda,Carlos Pumares,Luis Carandell,Alfonso Ortuño,Rafael de las Heras,Manuel Martín Ferrand,Jose María García,Ramón Tamames,Fernando Sánchez Dragó,Encarna Sánchez,Alfonso Ussia,Jaime Campmany,Federico Jimenez Losantos,Luis Herrero,Gerardo Iglesias,…Qué injusto no acordarme de todos los que llevaba a diario en mis orejas!!!!

    Me gusta

  2. No estoy de acuerdo con la opinión de Ussia sobre la abstención y lo explico.
    En España no hay Democracia, porque no hay separación de poderes y porque la soberanía está en los partidos y no en el pueblo.
    El pueblo no elige. Lo hacen los partidos en unas listas cerradas y bloqueadas,. de espaldas al pueblo.
    El sistema político que padecemos es una partitocracia, es decir, una oligarquía de partidos.
    Por lo tanto, todos los que votan, están manteniendo el sistema de oligarquía, no democrático.
    Y la única forma que el sistema caiga pacíficamente, es abstenerse.
    Es decir, no participando de un sistema político trilero.
    Os dejo un vídeo mío que podéis ver.

    Me gusta

  3. Todo cuanto dice el Sr.Bueno es cierto, pero aún así la abstención no puede ser solución, ni pacifica ni violenta, a menos que sea tan excesiva porcentualmente que se vea acompañada por otras “fuerzas institucionales”, internas como serian las FFAA o externas como seria el Congreso Europeo. Todo ésto en los tiempos que vivimos es politica ficción. Hay que seguir insistiendo con las urnas,pero !muy importante! vigilando cada paso del Gobierno Popular actual y sus Partidos socios,inspección e interventores en todas las mesas controlando. A éste tipo de izquierda guerracivilista (carente de socialdemocracia) cuando trincan el poder se atornillan en todos los sitios y no salen ni con aguarrás.

    Me gusta

    1. Gracias por su comentario, pero permítame una puntualización al respecto. Si seguimos insistiendo en las urnas como usted apunta, seguimos con más de lo mismo que padecemos, con este régimen de partidos antidemocrático. Si no cambiamos el sistema, no cambiará nada.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: