El tiempo perdido y Kenzaburo Oé

Por: Santiago Molina Ruiz

Vivir se ha demostrado que era, efectivamente, ver volver; y del mismo modo que nos dimos cuenta de que el tiempo se ha puesto demasiado pronto amarillo sobre las fotografías y no nos dimos cuenta. Hemos olvidado la sutileza del tiempo perdido que había en Kenzaburo Oé, el regreso perpetuo a otro tiempo para descubrirnos en el presente. Entre el dolor de las secuelas del tiempo y su dulce anhelo, nada hubo tan claro como sus impulsos, que diría Claudio Rodríguez.

En Cartas a los años de nostalgia, Oé ahonda en la magia de los bosques pacíficos donde aprendió a leer a Yeats y a Dante. El lugar en que fue feliz y conoció a su Virgilio. Un tiempo que se perdió y que recobra esta novela con la sutileza y la sencillez de una prosa pulcra. No recordamos que vivimos para volver y, en verdad, nos detuvimos en proyecciones ilusorias sin atenernos a lo que se ha ido dejando. ¿Queremos hacer reír a los dioses? Hagamos planes. Las únicas certezas son el recuerdo y el ensueño. En las primeras páginas repara en que la vida humana ya está escrita en los poemas pasados; en concreto, Yeats había recordado que la juventud era el verdadero estado del alma. Oé escribe: «Creo que incluso me pregunté si vivir no consistiría en comprender lo que sentía entonces y proyectarlo sobre todo el tiempo que me quedara de vida». El poema del que extrae la conclusión, «Under Saturn», acompaña la fundamental enseñanza que ya albergó Proust y que sintetizó Hegel: «El recuerdo es la forma superior de la substancia».

Cuando uno se olvida del pasado íntimo porque no pensaba que lo encerrarían es que ya estaba muerto. La verdadera rueda del tiempo nunca ha girado en el sentido de las agujas del reloj.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: