La Caperucita Roja. El que quiera entender, que entienda

Por: Daniel Calixto

Iba Caperucita Roja muy ufana y contenta por el bosque, bien planchadita su camisita blanca, sin corbata, porque ciertamente hacía calor y además porque en su mundo irreal se ignoraba lo que era una corbata. Eso sí, muy bien peinadita, a la moda, con una linda coleta de caballo, que desde lejos más bien parecía la coleta de un borrico (tal vez fuese un error de su peluquero). Llevaba al brazo una cestita con el desayuno de su abuelita, que vivía en la otra parte del bosque, que enfermita en su cama esperaba que alguien le hiciera el favor de llevarle algún alimento y como era época de coronavirus una mascarilla y unos guantes. Caperucita Roja iba cantando aquella linda canción laran larán larito por mi bosque yo voy a casa de mi abuelita a llevarle chucherías larán larán larito larán larán lariro, etcétera.

De momento, ¡zas!, de entre unos matorrales apareció el lobo Pedroz, pero Caperucita Roja, no obstante, ni tan siquiera se puso nerviosa, porque sabía que en el bosque toda la autoridad y mando estaba en sus manos y que con un solo silbido el lobo Pedroz pasaría al paro. Lo mejor era llegar a un acuerdo, saludarse con respeto, aunque eso sí, un respeto desproporcionado. El lobo Pedroz con su mano izquierda puesta en el pecho saludó con As-Salaam-Alaikum y la coletuda Caperucita Roja respondió del mismo modo con Wa-Alaikum-Salaam.

Después de maquinar un buen rato decidieron comerse el almuerzo de la abuelita, y quedarse con los guantes y la mascarilla ya que dada la edad de la viejita… ¡qué importaba! y además, ya puestos, se comerían a la abuelita… y, como José Tomás, faena completa.

No obstante era arriesga la decisión tomada por Caperucita Roja y el lobo Pedroz, porque se les había olvidado que en el bosque había un guarda con una buena carabina y que si por los tejemanejes de aquéllos se le hinchaban los cataplines la cosa podía tener un mal remate para ambos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: