Adiós, Europa, adiós

Por: Alfonso Carlos Herrero

La Unión Europea ha sido un proyecto fallido de acuerdos internacionales de libre comercio por la unión entre socialdemócratas y liberales. Ambos grupos han unido sus sueños de crear los Estados Unidos de Europa diluyendo la soberanía y libertad de las naciones. Es cierto que por objetivos distintos pero parecidos. Los primeros llevan en su esencia el marxismo y, en consecuencia, la destrucción de las fronteras para formar la Internacional Socialista y los otros son unos progres que odian el nacionalismo pero, paradójicamente, han acabado abrazando el nacionalismo de esos Estados Unidos de Europa.

Son muchos los movimientos que han denunciado esta unión: Farage y su Brexit, Salvini, Le Pen, VOX (con cierta tibieza)… Estos movimientos se han dado cuenta de que la Unión Europea se ha convertido en una secta que cada año impone el número de refugiados que debes admitir en tu país o el producto agrícola extracomunitario que debes importar producido con mano de obra esclava. Las consecuencias que ha tenido la Unión Europea para España han sido catastróficas: desvanecimiento de nuestra pesca, subvenciones como herramienta para fomentar el clientelismo provocando una reducción en el precio de los productos agrícolas o descenso de la importancia de la industria.

En estos días es cuando nos damos cuenta de qué ha sido de nuestra industria. De tener una industria potente en la época de Franco a ver cómo todo tiene que ser (mal) comprado en China. Este sistema que ha sido creado únicamente para el beneficio de Alemania, a la que le tenemos que comprar coches, electrodomésticos o medicamentos porque lo dice un burócrata desde Bruselas.

Sin embargo, estos movimientos “nacional-populistas”, como les llaman algunos, acabarán más pronto que tarde con la Unión Europea. Las elecciones italianas llegarán antes de tres años y la previsible victoria de Salvini y Fratelli d’Italia propiciarán la convocatoria de un referéndum al estilo Brexit que, según las encuestas, daría un 55% de apoyos al “Italexit”. A esto hay que sumar el fracaso de Macron y la previsible subida de Le Pen que podrían provocar un caso similar en Francia. Además, según una encuesta de Electomanía, en España ya hay un 40% de apoyos a un hipotético referéndum de salida de la UE, que, previsiblemente, se irá incrementando. Si países tan importantes como Italia, Francia o España salieran de la UE, nadie podría parar el fin de la Unión Europea porque son estos países quienes “redistribuyen” la riqueza entre países como Rumanía, Croacia o Bulgaria. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: