El confinamiento nos hace más frágiles

Por: Enrique Criado Pallarés. Cirujano vascular

Hace no muchos años, se detectó, en Estados Unidos, un aumento de muertes de niños pequeños causadas por reacciones alérgicas a los cacahuetes. La reacción intuitiva de los responsables de los colegios y de muchos padres, todos con su mejor intención, se plasmó en el acuerdo unánime de prohibir los productos conteniendo cacahuete en los colegios, e incluso en recomendar a los padres no dar cacahuetes a los niños en su casa. Esta alarma social generó el interés científico, fruto del cual se hizo un estudio a lo largo de varios años, comparando dos grupos de niños desde su tierna infancia. En un grupo de niños se mantuvo la prohibición estricta de los cacahuetes, tanto en el colegio como en su casa durante los años de la investigación, mientras que en el segundo grupo se sometió a los niños a una dieta que incluía una pequeña cantidad de cacahuete tres veces por semana. Los resultados del estudio fueron concluyentes: después de varios años, la incidencia de desarrollo de alergia severa a los cacahuetes fue mucho más baja en los niños que habían tomado cacahuetes tres veces por semana durante su infancia. 

Este ejemplo ilustra cómo una decisión intuitiva, emocional y bien intencionada, como lo es el suprimir los cacahuetes en la alimentación de los niños para evitar reacciones alérgicas, puede producir un efecto contrario al objetivo de tal decisión. 

En este caso, el no exponer a los niños a los cacahuetes los hizo más susceptibles a desarrollar una alergia a ellos con los años. Es decir que la decisión de proteger a los niños los hizo más frágiles a la alergia. Por el motivo inverso, el exponer a los niños a tomar cacahuetes les hizo más resistentes a desarrollar alergias, es decir, les hizo menos frágiles

El sistema inmunológico es un magnífico ejemplo de la estrategia que nos puede hacer menos frágiles. Nuestra inmunidad hace que una vacuna, que es como una forma atenuada de una enfermedad, o el haber padecido dicha enfermedad, nos proteja de esa enfermedad para toda la vida. 

Esta extraordinaria propiedad del sistema inmunitario, con la que la evolución nos ha dotado a lo largo de miles de años, es extrapolable a otras facetas del ser humano, ilustrando cómo la exposición a un peligro de forma previa nos prepara para vencerlo cuando más tarde se presenta, y podemos utilizarla de forma inteligente. 

En el ámbito de la resiliencia emocional, Haidt y Lukianoff argumentan que la eliminación de los estresores emocionales del ambiente de las personas psicológicamente vulnerables causa el aumento de las tasas de las patologías psicológicas que se tratan de evitar con las medidas de aislamiento. Se puede seguir de este argumentario que el confinarnos para evitar un riesgo que nos aterra, nos va a hacer más vulnerables a lo que nos causa miedo y a sesgar nuestra respuesta emocional en la dirección equivocada.

El sistema inmunitario y la experimentación social nos enseñan que, aislarnos del peligro no es necesariamente la mejor manera de afrontarlo. Como sociedad, el mantenernos escondidos para afrontar un ataque imprevisible puede que no sea la mejor estrategia. Utilizando el planteamiento de Nassim Taleb frente a los fenómenos aleatorios, podemos decir que el escondernos nos hace más frágiles, física y emocionalmente.

Un comentario en “El confinamiento nos hace más frágiles

  1. “El sistema inmunitario y la experimentación social nos enseñan que, aislarnos del peligro no es necesariamente la mejor manera de afrontarlo”.

    Me ha extrañado o quizás no lo haya entendido, pero frente a cualquier pandemia, el aislamiento ha sido fundamental.

    Enfrentarnos a un virus del que tanto se desconoce y tantas muertes provoca me parece temerario.

    Desde luego yo, con todo respeto, discrepo totalmente, item más, como diría Bórrelo, me extraña que está idea parta de un médico.

    Si estoy de acuerdo que para no tener al peligro es mejor enfrentarse a el. Quiero pensar que tú argumentativo va por ahí.

    Saludos desde Fuengirola
    Miguel LV

    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: