Estados Unidos en llamas ante el asesinato de George Floyd

Por: Luis Anchondo. Corresponsal en El Paso, Texas.

Si algo ha rondado los periódicos de Estados Unidos en los últimos meses es el tema de los afroamericanos quienes forman aproximadamente el 13 % de la población total de Estados Unidos siendo la minoría más grande de este país después de los latinos. Los afroamericanos han sido el grupo étnico que más ha sufrido en EEUU las consecuencias del Coronavirus atribuyéndosele esto a “problemas de obesidad”. Sin embargo, lo que ha causado revuelo en las redes sociales y los medios de comunicación a partir del lunes 25 de mayo en relación a los afroamericanos ha sido el injustificado asesinato de George Floyd en Minneapolis, Minnesota a manos del oficial de policía Derek Chauvin quien asfixió con su rodilla en el cuello a Floyd mientras este yacía tendido en el piso. 

Floyd, hombre de raza negra de 46 años, nunca se resistió al arresto ni tampoco había cometido un crimen, aún así fue esposado y tumbado al suelo en donde Chauvin lo asfixió durante nueve minutos sin mostrar un mínimo de piedad.La víctima constantemente clamaba que no podía respirar  a la par que invocaba a su madre fallecida dos años atrás antes de quedar totalmente inconsciente bajo la rodilla opresora del oficial de policía quien aún la mantuvo en el cuello de la víctima minutos después de éste haber perdido la vida.

Gracias a que el asesinato fue grabado en un celular por un grupo de transeúntes que pasaban por el lugar del crimen, un alto porcentaje de la población de Estados Unidos ha tomado las calles en diferentes ciudades del país para protestar en oposición al abuso de autoridad que desde siempre han ejercido en Estados Unidos los cuerpos de policía en contra de los negros. Resaltan sin duda alguna las protestas en la ciudad de Minneapolis, lugar en donde se cometió el homicidio doloso. Los manifestantes no sólo han llevado a cabo marchas, sino que han incendiado varios negocios, entre ellos una estación de policía lo que ha provocado constantes enfrentamientos violentos entre las fuerzas de seguridad y una población ya cansada de tanto abuso de poder, racismo y discriminación hacia los negros proveniente de los supuestos vigilantes del orden público.     

Las protestas que se están llevando a cabo a lo largo del país no sólo condenan el abuso de autoridad sino los casi nulos castigos que los oficiales de policía reciben en Estados Unidos por parte de sus superiores cuando cometen este tipo de crímenes raciales. Derek Chauvin por lo pronto ha sido arrestado mientras que los otros tres policías que lo acompañaban mientras mataba a Floyd sólo fueron despedidos de su trabajo como si lo que cometieron hubiese sido un “simple error laboral”. Al menos esa es la información al respecto hoy viernes 29 de mayo que escribo estas líneas. 

Aunque el presidente Trump no ha hecho ninguna declaración en cuanto a si deben o no ser procesados los oficiales envueltos en el crimen, si ha mostrado indignación al respecto y ha pedido que se lleve a cabo una investigación federal ante un hecho que no necesita investigación alguna gracias al video que se hizo viral el cual muestra los hechos tal y como son: homicidio en primer grado por parte de cuatro oficiales del Departamento de Policía de Minneapolis. No sólo el presidente está pidiendo que se tomen medidas más severas ante este caso sino mucho otros lideres gubernamentales del país así como miles de activistas. Todo esto gracias a que el asesinato fue grabado y mostrado a la ciudadanía, algo que indudablemente ha ayudado para que este hecho no quede del todo impune como pasa casi siempre en relación al abuso de poder en contra de los negros por parte de la policía estadounidense. 

Recordemos que algo similar ocurrió hace cuatro meses en Georgia cuando Ahmaud Arbery, un afroamericano de tan sólo veinticinco años de edad, fue fríamente asesinado mientras pacíficamente trotaba por su barrio a manos de Gregory McMichael, por cierto recién retirado de las fuerzas policiales, y su hijo Travis McMichael quienes afirmaron al ser descubiertos que estaban en todo su derecho de matarlo ya que les parecía un “hombre sospechoso” el cual pensaban había cometido varios robos en su barrio. Padre e hijo no fueron arrestados sino hasta que un video del crimen se hizo público lo que presionó a las autoridades de Georgia a tomar cartas en el asunto.

Aunque la esclavitud fue abolida en Estados Unidos desde 1865, la brutalidad policial en contra de los negros es en parte aún consecuencia de los años previos a su prohibición en donde existían lo que llamaban slave patrols, grupos de vigilantes de raza blanca que no hacían sino reforzar las leyes de esclavitud de esos tiempos controlando y oprimiendo a los negros a quienes denominaban como una minoría peligrosa. Estos prejuicios racistas aún sobreviven en los cuerpos de policía como una especie de oscuro inconsciente colectivo que los lleva a cometer crímenes atroces que desgraciadamente pasan muchas veces desapercibidos. En la última década se han registrado en Estados Unidos aproximadamente mil muertes por año a consecuencia de la brutalidad policíaca que ensombrece al país.  

No sólo la violencia física por parte de la policía hacia los negros es común en Estados Unidos sino también su encarcelamiento masivo. Gran parte de él se debe en los últimos años al proyecto de ley de reforma criminal llevado a cabo en 1994 durante la administración de Bill Clinton. Dicha reforma fue elaborada por el actual presunto candidato demócrata a la presidencia Joseph R.Biden Jr. quien irónicamente sirvió como vicepresidente en la administración de Barack Obama a pesar de su oscuro pasado que lo relaciona directamente con líderes segregacionistas. Biden, quien recientemente afirmó en un popular programa de radio que si dudas entre votar por él o por Trump en las próximas elecciones presidenciales no eres negro, se ha mostrado indignado ante la muerte de George Floyd y ha exigido al igual que el presidente Trump que se abra una investigación federal al respecto. 

Al parecer se necesita que alguien tome vídeo de las injusticias que la policía lleva a cabo en contra de los negros para que las autoridades tomen cartas en el asunto; sin embargo, cuántos crímenes, cuántas injusticias no se llevan a cabo diariamente que pasan desapercibidas. Aplaudo la iniciativa del pueblo estadounidense de tomar las calles para protestar esto que fue un acto cobarde y vil. Espero que la muerte de George Floyd sirva para cambiar las blandas leyes que se aplican a los oficiales de policía que cometen crímenes no sólo en contra de los afroamericanos, sino de las otras tantas minorías que conforman este país cuya diversidad étnica y cultural sigue siendo ensombrecida por este tipo de actos innombrables. 

3 comentarios sobre “Estados Unidos en llamas ante el asesinato de George Floyd

  1. El video de este homicidio es una evidencia irrefutable, y por supuesto será tenida en cuenta en el proceso legal que, como cualquier otro, requerirá de pruebas, testigos, declaraciones, investigaciones… Todo eso, sr. Anchondo, es necesario en cualquier proceso, para la absoluta seguridad jurídica de todas las partes. Por mucho que las evidencias sean tan explícitas como en este caso.
    Yo también aplaudiría la iniciativa de protestar por este hecho, pero no lo que ha ocurrido, es decir: aterrorizar a sus conciudadanos, destruir su medio de vida o sus bienes, saquear y prender fuego a comercios o edificios enteros, herir gravemente a personas inocentes, etc, etc ¿es eso lo que ud. entiende por protestar sr. Anchondo? Porque eso es exactamente lo que está ocurriendo ¿Qué tal si esos que ¨toman las calles¨ – es ud. un romántico empedernido – se acercaran a su domicilio o su lugar de trabajo a ¨protestar¨ y, como toda protesta que se precie, protestando protestando, lará lará larito, su coche o su casa o la de sus vecinos se convirtiera en una fastuosa y catártica pira…?
    Se iba ud. a reventar las manos de tanto aplaudir ¿verdad que sí sr. Anchondo?
    Por cierto, la iniciativa de reventar las calles y las personas no es del ¨pueblo estadounidense¨ sino de grupos muy minoritarios que solo se representan a sí mismos y que están perfectamente manipulados.
    Como ud. no ignora, la inmensa mayoría está atemorizada y rechaza esa brutalidad.

    Me gusta

  2. Estimado Sr. Anchondo,
    Totalmente de acuerdo que es un acto atroz. Sin embargo, me permito mencionarle que creo le hizo falta más investigación antes de elaborar el artículo. Hay varios juicios de valor en el documento, sin una debida aclaración. Soy una lectora asidua del semanario, por lo tanto, de Usted, pero esta vez me he quedado con un sinsabor tras leer el artículo.

    Saludos,
    Mónica Eras

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: