El imperio resurge de sus cenizas económicas

Por: Luis Anchondo. Corresponsal en El Paso, Texas.

Después de semanas de estar inundados primero con el tema del Coronavirus y segundo con las protestas que se desataron en torno a George Floyd, hoy he decidido salirme un poco del rebaño de información para explorar un tema que, aunque ronda las páginas de los periódicos del país, no suele dar una respuesta o una visión general de donde realmente estamos en cuestiones de economía; sino que por el contrario proporcionan una serie de datos que a mi parecer más que clarificar confunden al lector. Es por ello que me he propuesto dar a conocer en mi columna de esta semana cuál es la situación económica actual de Estados Unidos y cuáles han sido algunos de los logros económicos de los últimos meses y estas recientes semanas. 

Para entender la situación económica actual del “imperio” hay que poner en perspectiva la tasa común de desempleo que desde los años 40 había perdurado en Estados Unidos con algunas fluctuaciones por aquí y por allá. Desde los años 40 hasta hace unos pocos meses el desempleo en EEUU se había mantenido aproximadamente en un 5% lo que hacía de este país el sueño para muchos inmigrantes y dio por décadas un buen nivel de vida a millones de personas. Dicho 5% se mantuvo estable hasta la crisis por la que pasó el país en el 2007 alcanzando su mayor tasa de desempleo en octubre del 2009 siendo esta de un 10%. La crisis de aquellos años no tuvo nada que ver con una pandemia sino con otros factores dignos de otro artículo relacionados con los precios de las viviendas y el financiamiento que proveían los bancos en ese entonces. 

Lo que resulta importante de la crisis que empezó en el 2007 y alcanzó su acmé en el 2009 es que tardamos justo siete años en recuperarnos, es decir no volvimos a tener un porcentaje de 5% de desempleo hasta el 2016. No es que mágicamente la situación se haya arreglado de la noche a la mañana con la elección del presidente Trump en dicho año, sino que el presidente heredó un país estable después de siete años en los que poco a poco bajaron los índices de desempleo. Durante los siguientes cuatro años la administración de Trump continuó disminuyendo el paro hasta alcanzar un mínimo increíble de 3.5 % en febrero de este año, algo que sin duda alguna hay que reconocerle.

Sin embargo; debido a los estragos del Coronavirus, es también en febrero de este año que el porcentaje de desempleo se disparó precipitadamente de 3.5%a alcanzar 19.7% en abril, una cifra no vista desde la Gran Depresión de la década de los años 30.

En respuesta a los estragos financieros del Coronavirus la administración de Trump creó dos programas para tratar de que el barco no se hundiese del todo. El primero de ellos llamado PaycheckProtectionProgramotorgó 659 billones de dólares a empresas chicas. Dicho programa comenzó con un presupuesto de 349 billones de dólares los cuales se agotaron en tan sólo trece días. Luego el congreso aprobó la distribución de otros 310 billones de dólares. Otro proyecto de ayuda financiera fue el llamado Coronavirus ReliefPackageel cual gracias a un presupuesto de dos trillones de dólares dio a cada ciudadano estadounidense 1,200 dólares los cuales llegaron por correo a las viviendas de cada habitante con algunas excepciones mínimas. Este programa también aumentó 600 dólares a la semana la cantidad de dinero que reciben los estadounidenses desempleados dada su situación laboral. 

Los beneficios de ambos programas están por terminar así que lo que toca es continuar con la tarea de “reabrir” el país. Desde que a principios de mayo las restricciones de confinamiento se ablandaron y los negocios de nuevo empezaron a funcionar. 2.5 millones de empleos volvieron a surgir. Esto hizo que el desempleo en Estados Unidos bajara de 19.7 % en abril a 16.3 % en mayo. Una muy buena noticia que el presidente Trump dio a conocer públicamente el viernes 5 de junio. Quizás algún lector haya notado que mis cifras difieren de las “oficiales” que ha dado el Buró de Estadísticas Laborales quienes están manejando 14.7 % de desempleo en abril. Dicha organización ha desmentido esa cifra y ha aceptado su error de cálculo al no haber contado a millones de personas como desempleadas sino como temporalmente destituidas de su empleo y han aceptado las cifras que manejo como las correctas, aunque la información que sigue circulando en los medios de comunicación es la errónea y la que se está tomando como oficial. 

Aunque en efecto es un logro haber bajado en un solo mes la tasa de desempleo un 3%, aún contamos en el país con 21 millones de personas sin trabajo. El éxito del presidente Trump lamentablemente se ensombrece con el alza de pacientes infectados en los estados que empezaron a reabrir de manera masiva su economía. Al menos 21 estados de los 50 que conforman este país han registrado alzas considerables. Pongamos por ejemplo Texas, estado en el que resido y uno de los primeros en “reabrir”, el cual ha registrado un aumento de 36% de pacientes infectados desde que el confinamiento dejo de ser obligatorio y la economía volvió a reactivarse. 

A estas alturas del partido me parece ilusorio el pensar que la economía volverá a su normalidad una vez que el Coronavirus desaparezca. El “bicho” no va a desaparecer al menos en los próximos años a pesar de los esfuerzos que se están llevando a cabo para fabricar la tan ansiada vacuna. Espero equivocarme y que si no se consigue la vacuna al menos logremos la inmunidad de rebaño o que el virus empiece a perder fuerza. Mientras eso no suceda es necesario aceptar y sobre todo aprender a vivir en esta nueva normalidad a la que nos ha inducido China para que no sólo sobrevivan los 2.5 millones de empleos reactivados, sino que se sigan creando fuentes de trabajo para sólo así recuperar los ocho trillones de dólares que le ha costado a Estados Unidos esta crisis de la cual no saldremos, si bien nos va, hasta el 2030.

Lamentablemente gran porcentaje de la población estadounidense en lugar de abocarse a salir de la crisis ahora pierde su tiempo y voluntad en protestas ridículas e infantiles ya no pidiendo justicia por la muerte de George Floyd, la cual ya se logró, sino ahora exigiendo insensateces como que se remuevan estatuas de generales que participaron en la guerra civil del siglo XIX por considerarlos racistas. También las nuevas demandas incluyen que la policía deje de recibir fondos monetarios gubernamentales lo que sólo va a provocar el aumento de la delincuencia dejando de ser este país uno de los más seguros del mundo. Urge que se implante el orden y en lugar de organizar protestas por no tener nada más que hacer, que la sociedad se organice adoptando los parámetros de la nueva realidad en la que vivimos la cual quizás llegó para quedarse. Ahora más que nunca debemos de hacer de Estados Unidos una gran nación dentro del marco de la nueva normalidad a la que estamos confinados. Make America Great Again or at least Make America Normal Again. 

2 comentarios sobre “El imperio resurge de sus cenizas económicas

  1. El autor utiliza mal algunos términos, que conducen a errores gruesos. Y es que hace, equivocadamente, una traducción directa del inglés. Verbigracia: “One billion” no es un billón, sino un millardo, es decir, mil millones; “One trillion” no es un trillón, sino un billón, es decir mil millardos, o lo que es lo mismo, un millón de millones.
    En alguna de sus insoportables peroratas al sufrido y descarriado pueblo español, el mismísimo presidente del gobierno actual, dizque Doctor en Economía, ha cometido el mismo error. Pena de Universidad de la que egresan semejantes economistas.

    Me gusta

  2. Estimada Señora Eduviges: asumo el error que señala. No sé si Pedro Sánchez habrá hecho lo mismo cuando lo cometió. Gracias por sus correcciones y por leer mis artículos. Saludos cordiales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: