Prevaricar

Por: Daniel Calixto.

En el momento que un funcionario actúa conscientemente en contra de los deberes y atribuciones de su cargo cuando ha de tomar decisiones y lo hace por ignorancia o injustamente está prevaricando. Veamos:

                                        Código penal español – Delitos contra la Administración pública  / Título XIX  /  Capítulo Primero / Artículo 404.  A la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo se le castigará con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de nueve a quince años.

El Ilustrísimo Coronel de la Guardia Civil Don Diego Pérez de los Cobos ha presentado la semana pasada un Recurso de Alzada ante el ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska (en buenas manos ha dejado usted el pandero). El Recurso de Alzada es la forma de impugnación de los actos administrativos que no finalizan con la vía administrativa. Tal clase de actos son los dictaminados por un órgano sometido a un superior jerárquico. Quiere decir que por medio del Recurso de Alzada se puede pedir al órgano superior cambiar el sentido de lo determinado por el órgano inferior o subordinado. Pérez de los Cobos fue cesada como Jefe de la Comandancia de Madrid por pérdida de confianza por no informar que había presentado ante la juez lo investigado por los acontecimientos del 8-M.

El coronel Pérez de los Cobos actuó según las órdenes recibidas de la juez Carmen Rodríguez-Medel, titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid (así lo hemos visto y lo seguimos viendo en titulares de prensa y otros medios de comunicación). Si así fue, el Coronel Pérez de los Cobos no tenía obligación alguna de informar al ministro García-Marlaska de ninguno de sus actos (de ninguno), por la simple razón de que la Policía Judicial, de la cual era director el Coronel, con órdenes estrictas de que a quien únicamente debía dar información era a la juez Rodríguez-Medel. La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC), la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), la Asociación de Fiscales y la Asociación Profesional de la Magistratura, han manifestado su apoyo al Ilustrísimo Señor Coronel Don Diego Pérez de los Cobos y pedido explicaciones por la destitución de éste por el ministro Grande-Marlaska. Como simple ciudadano (ciudadano normal) me uno, junto a toda mi familia, a todos los anteriores y por los mismos motivos. 

Usted, Señor García-Marlaska, sabe (es su obligación saberlo) que la Policía Judicial a quien debe darle los informes obtenidos, en este caso lo relacionado con el 8-M, es al juez correspondiente y no a usted, o a ustedes, fantoches políticos, y por ello llegan a la injusta destitución del Coronel Pérez de los Cobos. Así usted, ustedes, están prevaricando por tomar decisiones en contra de derecho y eso es un delito. ¿Pérdida de confianza respecto al Coronel?… ¡ Jajaja…! Asunto estrictamente político y punto, y un Coronel destituido por cumplir, debidamente, las órdenes de un juez.

Señor García-Marlaska, en democracia (al menos en una democracia decente) existen lo que se llama Los Tres Poderes del Estado: Poder Legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial (se lo digo porque parece ser que usted no lo sabe o se le ha olvidado). Usted, así lo estimo yo y otros muchos ciudadanos, se los está saltando, está desestimando, al menos, el  Poder Ejecutivo y el Judicial.

Poder Ejecutivo: que supone la capacidad de gobernar y que las leyes se pongan en práctica y se cumplan.

Poder Judicial que es tener los conocimientos y la capacidad suficientes de juzgar si las leyes se cumplen o no e imponer cuando sea oportuno aquellas sanciones que sean precisas. 

(Señores Locke y Montesquieu, bajen ustedes, por favor).

El Coronel Pérez de los Cobos, no obstante de lo que pueda suceder después de su presentación de Recurso de Alzada, tiene todavía la posibilidad y el derecho de recurrir a órganos judiciales superiores, tales como el Tribunal Supremo, Tribunal Constitucional y Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Y suponemos que no olvidará el Coronel Pérez de los Cobos a Humphey Bogart cuando al final de la película Casablanca dice Siempre nos quedará París / Siempre nos quedará la Unión Europea podría añadir el Coronel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: