EE.UU. dividido entre la barbarie de los estados demócratas y la prosperidad económica de los estados republicanos

Por: Luis Anchondo. Corresponsal en El Paso, Texas.

A partir de que el presidente Donald Trump anunciase en su cuenta de Twitter que por fin se había puesto un alto al vandalismo al haber impuesto una pena de diez años de cárcel a todas aquellas personas que llevaran a cabo un acto de violencia hacia un monumento histórico, noticia que publicó el día 27 de junio, la prensa al servicio de la extrema izquierda como el New York Times y el Washington Post, entre otros medios de comunicación, se han volcado de nuevo al ya trillado tema del Coronavirus para desacreditar al presidente.

La noticia que ahora inunda estos medios de comunicación es que los estados que decidieron reabrir sus negocios antes de que la pandemia terminara están sufriendo un alto índice en los casos de contagio. Se culpa principalmente a estados con gobernadores republicanos entre los que se encuentran Florida, Arizona y Texas. 

Dichas acusaciones relacionan directamente al partido republicano y por consiguiente al presidente Trump de estar llevando a cabo un genocidio por permitir que la economía volviese a andar. Es indudable que en los últimos meses los casos de contagio han subido en los estados antes mencionados; sin embargo, dichas cifras no tienen absolutamente nada que ver con que sean el resultado de la decisión de reabrir los negocios, sino simplemente son el reflejo del curso natural de una pandemia cuya cura aún es inexistente, aunque se esperan resultados favorables para fines de año.

Si algo nos ha recordado el famoso Covid-19 es que Charles Darwin tenía razón al afirmar que en toda especie sólo sobreviven los más fuertes. Si analizamos los datos de las personas que han muerto por el Coronavirus vemos que son individuos que ya presentaban problemas de salud y que se encuentran en un rango de entre los cincuenta y setenta años. Si hay que culpar al partido republicano, y en especial al presidente por las muertes de estas personas, habrá que decir que Trump es el culpable de que tal persona tuviera diabetes y por eso murió o que los malos hábitos de millones de fallecidos como el haberse alimentado mal por años o el jamás haber hecho ejercicio son culpa del gobierno republicano. Suena ridículo, pero no me sorprendería que los medios de comunicación “liberales” en algún momento hagan este tipo de acusaciones. 

Si nos ponemos a buscar culpables de quienes realmente están causando un daño a la sociedad son el partido demócrata quienes han pospuesto la apertura de negocios creando con ello otro tipo de “pandemia” llamada desempleo. Es en los estados con gobernadores demócratas donde se desataron los actos vandálicos de las últimas semanas y es que precisamente el no tener para el día a día crea la furia necesaria para aglomerarse cual jauría enardecida y desahogarse mediante la quema de negocios, la destrucción de monumentos e incluso asesinatos entre los mismos “manifestantes”. El ir a quemar un monumento histórico resulta para los vándalos una forma de protesta hacia el gobierno y en cierta manera lo es aunque de ninguna forma lo justifico. El problema es que gracias a las “fake news” creen que están protestando en contra del gobierno republicano y del presidente Trump cuando no se dan cuenta que quienes los tienen muriéndose de hambre son el partido demócrata. El mismo que ha encarcelado masivamente a los negros y los ha discriminado a lo largo de la historia entre otros actos en su contra como ya he expresado y explicado en otra de mis columnas. 

Volviendo al tema del Coronavirus, que casualidad que los brotes recientes solo aparezcan en los estados republicanos y no en los demócratas. ¿Acaso los “manifestantes” quienes no respetan para nada la distancia social y muchos de ellos no utilizan mascarillas no son presas fáciles del virus y por lo tanto números para las estadísticas de infectados? Claro que lo son; sin embargo, la prensa “liberal” esconde dichas cifras al igual que la pésima situación por la que están pasando los estados demócratas gracias al desempleo. Dicha imagen no concuerda con aquella que se nos quiere proyectar en la que la desestabilización del país llevada a cabo por los vándalos de los estados demócratas se nos vende como si fuera un manojo de actos patrióticos cuando no son más que actos terroristas. 

Por cierto, invito a mis lectores a buscar en línea el vídeo publicado por el New York Times en su sección de columnistas el día primero de julio del año en curso titulado “I’m a Black American. I Need a Gun to Feel Safe in This Country” en el que dicho diario literalmente incita a los negros a comprase un arma para defenderse del “hombre blanco”, un enemigo inexistente cuando según las estadísticas de crimen los que matan más negros en este país son los mismos negros. Dicho video es un ejemplo de como los medios de comunicación vendidos a la extrema izquierda inducen día a día a la violencia lo que puede provocar muy pronto una guerra civil. Sobre todo si tratan los demócratas de robarle la presidencia a Trump este noviembre próximo.        

La realidad de los estados con gobernadores republicanos, los cuales se han dedicado a impulsar la economía siguiendo los consejos del presidente y no a solapar “terroristas pacíficos” como los estados con gobernadores demócratas, es que a pesar del virus sólo en el mes de julio se crearon 5 millones de empleos bajando el porcentaje de desempleo en EE.UU. de 14.7 por ciento a 11.1 por ciento. No sólo eso, sino que el presidente recientemente aprobó la distribución de otros 130 mil millones de dólares destinados a empresas pequeñas afectadas por la pandemia. Otro logro es que la bolsa de valores alcanzó en junio su punto más alto desde abril. Estos no son sino los resultados de un presidente que se ha declarado un “guerrero solitario” el cual gracias a una voluntad sin precedentes no ha dejado que se hunda el país a pesar del bombardeo de mentiras propagadas por los medios de comunicación “liberales” y sus multimillonarios financistas de extrema izquierda. Discrepo con el presidente en que es un guerrero solitario. Cuenta con millones de seguidores que no ‘hacemos ruido” al igual que con el apoyo de los gobernadores de los estados republicanos quienes han dejado que la pandemia siga su curso sin sacrificar la economía, en otras palabras, no dejar que la cura sea peor que la enfermedad, que la economía fluya se encuentre o no la cura. La única salvación posible.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: