Hasta pronto

¿Ven ustedes como el verano no trae nada bueno? La Retaguardia para, hoy mismo, su rotativa. Las colaboraciones, las noches interminables y la emoción de cada número, quedan suspendidas debido a la inexorable marcha del estío. Durante diecinueve semanas, el dire y yo hemos acudido puntuales a nuestra cita cada miércoles. En todo ese tiempo hemos publicado más de cuatrocientos artículos, hemos recogido ochenta mil lectores y hemos disfrutado creando algo en lo que siempre, incluso antes de que La Retaguardia viese la luz, habíamos creído. Este editorial no puede ser otra cosa más que un agradecimiento a todos los que han aportado unas líneas, un mensaje de apoyo, un artículo, una idea… Gracias, lectores. Habéis sido la bomba. Gracias también a Javier Redondo y Clara Boluda. Sin su inestimable ayuda y sus sabios consejos tecnológicos no habríamos llegado hasta aquí. Y, sobre todo, gracias a ti, dire, que me has demostrado que otro periodismo es posible. En tu primer editorial te dirigías a tu padre, a ese periodista de raza que murió por su oficio. Estoy segura de que ahora, desde su estrella, te aplaude con fuerza. 

La Retaguardia ha sido, durante estos meses, mucho más que un proyecto. Ha sido una apuesta, una carrera de fondo y un tiempo de inefable esfuerzo. Ahora toca descansar. Pero que nadie se asuste. Tenemos previsto volver en septiembre. Necesitamos, eso sí, algo de financiación. De lo contrario, el semanario irá languideciendo poco a poco. Aún así, no adelantemos acontecimientos. El dire rebosa fuerza y yo, mientras eso sea así, le seguiré a cualquier parte, idea o semanario. Hasta entonces, tenemos por delante otra misión: trabajar y buscar, hasta debajo de las piedras si es preciso, la fórmula para que La Retaguardia siga. Estén atentos. Septiembre está a la vuelta de la esquina y habrá, seguro, novedades. No les digo adiós. Les digo hasta pronto. Chao, lectores. Nos vemos. Sean relativamente buenos y todo lo felices que puedan.

Un comentario en “Hasta pronto

  1. Muchas gracias a vosotros, habéis sido un oasis de periodismo libertario en un desierto pandémico y cultural en las Españas. Descansen que lo merecen. Yo les espero en cualquier orilla.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: