Malos tiempos

Malos tiempos, sí, para muchas cosas, y no sólo para la salud. Hay otros virus igual de dañinos y más difíciles de atajar. No atacan fisiológicamente a los pulmones, pero también impiden respirar a quienes se consideren personas dotadas de libre albedrío y no monigotes manejados como marionetas por los embaucadores que empuñan los hilos del poder.

Antes del diluvio

El domingo 23 de febrero publiqué mi habitual columna de El Lobo Feroz en el diario El Mundo. Esa cabecera había sido la destinataria de casi todas mis piezas de prensa prácticamente desde que Pedro J. Ramírez, a finales de los ochenta, la fundó, y siguió siéndolo cuando otros directores empuñaron el timón del periódico…

Vivir al límite

Esta semana entra en imprenta el segundo volumen de mis memorias: Galgo corredor. Los años guerreros. Lo sacará Planeta aún no se sabe cuándo, pero pronto. Dar a luz un nuevo libro es como botar un barco. Éste lo es de mucha eslora, abultada quilla y no poco tonelaje: seiscientas cincuenta páginas de largo ySigue leyendo “Vivir al límite”

Ecuación diofántica

Perdonen el palabro. Se llama así, en el álgebra de altos vuelos, a la que tiene dos incógnitas, como mínimo, que a veces llegan a tres. Ahora, en tiempos que todo lo reducen a algoritmos, puede servirnos la ecuación de marras para describir la bipolaridad y subsiguiente perplejidad en la que el mundo está sumido.