La torre de Babel

Egografía

Por: Fernando Sánchez Dragó. // La egografía es el único género literario que me interesa como lector y, por supuesto, como escritor. Los espíritus mediocres creen que es una manifestación de narcisismo, cuando es en realidad exactamente lo contrario: la tentativa de alcanzar el yo mediante la destrucción del ego.

¿Qué es la literatura?

Por: Fernando Sánchez Dragó. // Está ya visto para edición, lectura y sentencia el segundo volumen de mis Memorias: Galgo corredor. Los años guerreros (2 de octubre de 1953 a 1 de enero de 1964, Planeta)). Transcribo a continuación, para responder a la pregunta formulada más arriba, algunos párrafos del prólogo que iba a encabezar esa obra…

Vectores de asnalfabetización

Por: Fernando Sánchez Dragó. // Que España ha pasado a ser un país habitado por asnalfabetos (con ese intercalada de asno) no es cosa que necesite ser discutida. Frente a la evidencia sobran las palabras, los argumentos y las conclusiones.

¡Es la literatura, estúpidos!

Por: Fernando Sánchez Dragó. // ¿Quién habla y de quién se habla en mis libros, todos (incluso el Gárgoris) autobiográficos? ¡Es la literatura, estúpidos! ¡Aprendan a leer, ya que escribir no saben!

Tuiteo y tuteo

Por: Fernando Sánchez Dragó. // El tuteo, mal generalizado ya en una expatria que corre hacia el suicidio, certifica el triunfo de la rebelión de la chusma.

La palabra según Fernando Sánchez Dragó

“Soy capaz, cuando escribo, de pasarme media hora buscando una sola palabra. Hablar bien y escribir bien es fruto de la orfebrería. La palabra es fruto de la respiración, y el arte de respirar consiste en vivir siempre en el hic et nunc, en el aquí y ahora”.

Una pregunta espinosa

Por: Fernando Sánchez Dragó // Sólo es para mí escritor quien cuida la lengua, el lenguaje, la sintaxis y la ortografía, quien escribe a solas, animado por la voluntad de construir un país de las maravillas.

Nueva toponimia ibérica

¿Cuándo se jodió este país nonato? Sépanlo Gárgoris y Habidis, porque el origen de esa necrosis se remonta a la fecha en la que aquí murieron cuatro romanos y cinco cartagineses. España estuvo jodida antes del parto, en el parto y después del parto. Su enfermedad era congénita: nació invertebrada y con escoliosis, como diagnosticaseSigue leyendo “Nueva toponimia ibérica”

Asnalfabetos

Ningún escritor que se precie debe hincar el pico sin haber aportado por lo menos un neologismo al idioma en que se expresa. Yo, que recuerde, he inventado, por lo menos, nueve (y seguro que hay muchos más cubiertos de polvo en los desvanes de la memoria): causualidad fue el primero… Llegaron después los topónimos:Sigue leyendo “Asnalfabetos”

La Torre de Babel

Aprender a hablar, a leer y a escribir es aprender a pensar. Cuidaremos el lenguaje como si fuese una piedra preciosa y denunciaremos aquí sus atropellos.

A %d blogueros les gusta esto: