Un testimonio muy personal

Por: Fernando Sánchez Dragó. // Fin, por ahora, del estado de cautiverio. El lunes me hice la prueba serológica. Nada de nada. No he sido paciente asintomático. No tengo anticuerpos. Mejor sería tenerlos, porque eso me protegería frente a futuros contagios, pero la noticia también me sirve de alivio, porque demuestra la fortaleza de mi sistema inmune.

Mi estrategia frente al coronavirus

De momento no lo he pescado, pese a ser grupo de alto riesgo por razón de edad (ochenta y tres años), de dolencias adjuntas (tres bypasses y una válvula de vaca en la aorta) y de contactos establecidos, antes de que se decretara el estado de cautiverio y todos nos pusiéramos en actitud de cautela, con tres personas contagiadas: Santi Abascal, Javier Ortega Smith y Macarena Olona…

Si eres un hipócrita, no te pongas a escribir memorias…

Esa frase figura en una de las páginas ‒a saber cuál… Tiene nada menos que seiscientas treinta y ocho incluyendo el índice onomástico‒ del libro que hoy mismo, día 7 de julio, llega a las librerías reales y virtuales.