Morir por un chino

Sergio Berrocal. En 1998, escapé a la muerte en Brasil donde el dengue, enfermedad que te destroza el hígado, está presente día y noche y no respeta ningún medicamento. Yo llegaba desde París, donde el Instituto Pasteur nos había puesto todas las vacunas posibles para vivir en un país donde no solamente el dengue puedeSigue leyendo “Morir por un chino”

El novio de Marilyn

Sergio Berrocal. Cuando Marilyn Monroe fue suicidada en 1962, por la CIA o por la vida, que es más o menos lo mismo, yo tenía veintipocos años y ya estaba enamorado, pero de otra mujer. Cuarenta y cinco años después de aquel magnicidio acabo de darme cuenta de que también estaba enamorado de Marilyn. TengoSigue leyendo “El novio de Marilyn”